Ante la inminente llegada de nuevos aranceles Harley-Davidson ha anunciado que sacará de Estados Unidos parte de la producción de motocicletas destinadas al mercado de la Unión Europea.

En presentación con accionistas declaró puntualmente que fabricará fuera de USA las motocicletas que vende en Europa, para evitar las mencionadas barreras arancelarias.

“Aumentar la producción internacional para aliviar la carga arancelaria de la UE no es la preferencia de la compañía, pero representa la única opción sostenible para hacer que las motocicletas sean accesibles para los clientes en la UE y mantener un negocio viable en Europa”, señaló en una declaración para sus accionistas.

Entre nueve y 18 meses es el plazo que la empresa se ha dado para el traslado.

En esa conferencia con accionistas, la dirección dijo que las motocicletas que exporta a la Unión Europea desde Estados Unidos tendrían a partir de ahora un costo promedio de 2 mil 220 dólares más, motivo por el que ha decidido que es más efectivo fabricarlas fuera del país. “El tremendo aumento de costos, si se transfiere a los concesionarios y clientes minoristas, tendría un impacto perjudicial inmediato y duradero para su negocio, reduciendo el acceso de nuestros productos y afectando negativamente la sostenibilidad de los concesionarios”, indicó la compañía. Según datos de Harley-Davidson, 40 mil personas de la Unión Europea compraron sus motocicletas en 2017, convirtiendo a Europa en la segunda fuente de ingresos de la empresa, detrás de Estados Unidos. Los aranceles impuestos sobre varios productos fabricados en Estados Unidos, como las motocicletas o el whisky, entraron en vigor el pasado 22 de junio y han aumentado el impuesto sobre las Harley-Davidson exportadas “desde un 6 % hasta un 31%”, destacó la empresa.

Mientras tanto ante la llegada de estos aranceles el presidente Donald Trump, amenazó con imponer gravámenes del 20 por ciento “a todos los vehículos” importados desde Europa.