Fuertes vientos de polvo provocan el aumento de la contaminación en las grandes ciudades del norte de la India y en especial en Nueva Delhi, donde los niveles de polución registrados triplicaron el límite considerado tóxico por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según datos de la Oficina Central de Control de la Contaminación, la capital india registró desde la pasada madrugada y esta mañana unos niveles medios de partículas PM10 (aquellas menores de 10 micrones) por encima de 800, lo que hizo que sus habitantes despertaran en una densa niebla de polvo en suspensión.

De acuerdo con la OMS, las concentraciones de más de 100 partículas PM10 por metro cúbico afecta a grupos de riesgo; de 150 en adelante puede afectar a la población en general y más de 200 es dañino, mientras que a partir de 300 se considera tóxico.