Los integrantes de los Bienes Comunales de San Jerónimo Acazulco marcharán desde la escultura de Las Alas hasta las inmediaciones de su comunidad en el municipio de Ocoyoacac pues una de las maquinarias que perforan el piso como parte de la construcción del tren México-Toluca perforó un tubo que dota de agua a la comunidad con casi 5 mil habitantes, dejándolos sin recurso desde el lunes pasado.

Una de las representantes explicó que la maquinaria no tuvo cuidado en hacer su trabajo, pues en el momento de realizar algunas de las excavaciones, rompieron uno de los tubos.

“Nosotros estamos padeciendo sin agua desde el lunes, son obras que relanzan sobre la flora y la fauna. Ellos tronaron la tubería que viene de los manantiales en la parte de El Zarco y El Pantano”.

Refirió que estos daños se hubieran Evitado si la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la empresa que construye este tramo de la obra a la altura de los parajes de El Pantano donde cruza el cauce del agua y que impide continuar con el trazo que tomaron de esta construcción, por lo que los inconformes no dudaron que los desarrolladores dupliquen la presencia de la policía federal en el lugar, para emprender trabajos que desvíen el cauce.

“Lo que hacemos es llamar al diálogo, si realmente la Ferroviaria como la SCT se hubieran acercado a nosotros como lo comprometieron hace un par de meses, estaríamos hablando de otro tipo de construcción, porque habrían cuidado los tubos que distribuyen el agua”.

Es por ello que emprenderán un recorrido por la zona afectada, además el viernes, los propios comuneros comprometieron que van a iniciar “con picos y palas” para reparar los daños.

Reiteraron que no piden la cancelación de la obra del Tren sino llaman al diálogo porque se asumen como un pueblo pacífico que no quiere pelear, sino el respeto a sus recursos, porque ninguna autoridad se ha hecho cargo de solucionar los daños y por tanto, tienen cuatro días sin agua.