El Senado de la República ha aprobado con 75 votos a favor, que todos los mexicanos mayores de edad serán donadores de órganos y tejidos de forma expresa al morir.

Esta decisión se dio a partir de que, en México según el proyecto aprobado, existen 21 mil pacientes en espera de ser transportados, de igual manera se busca combatir el tráfico ilegal de órganos.

El dictamen también será discutido en la Cámara de Diputados y de ser aprobado, según Excélsior, será modificada la Ley General de Salud con una figura de “consentimiento presunto o expreso”, por lo que, todas las personas mayores de 18 años serán donadores automáticos al morir, a menos de que se exprese por escrito (antes de su muerte) su rechazo a ser donante.

Ya que recordemos, en estos momentos en México sólo se puede ser donador de órganos y tejidos, mediante una carta ante notario público, una tarjeta de donador o autorización de los familiares.

Ahora será al revés, los ciudadanos deberán expresar por escrito y claramente que no dan su consentimiento para donar.

De forma colateral el tráfico de órganos tema tabú pero real sería también atacado en este país con esta iniciativa.