Ariel Rodríguez Polo, presidente de CANACINTRA en la entidad dijo que éste año la obra en curso del nuevo Aeropuerto llegará a la generación de 100 mil empleos y más de 400 mil en los próximos años por lo que su interrupción traería graves consecuencias en el corto, mediano y largo plazo.

Armas sostuvo que el proyecto de construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México es el resultado de una serie de estudios, proyecciones y planeación que se han efectuado por años para tener el mejor y más funcional proyecto.

Ante esta situación agregó que su interrupción traería serias complicaciones en lo económico y social.

Es por ello que aseguró, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en el Estado de México hace un llamado a considerar las condiciones de desarrollo, inversión, generación de empleos y conectividad que significa la construcción y más adelante la puesta en marcha del nuevo Aeropuerto Internacional de México.

“Este no es un proyecto de reciente creación, sino que es el resultado de una serie de análisis que determinaron las características que debía tener, la ubicación y el diseño que lo hiciera el más factible.

Reconoció que el diseñador del proyecto, el arquitecto inglés Norman Foster, ganó el premio Pritzker en 1999, el máximo distintivo a nivel mundial en su tipo para un profesional de la arquitectura, quien en coordinación con el arquitecto Fernando Romero (diseñador del Museo Soumaya) elaboraron el mejor proyecto acorde a las necesidades y características del país.

“Este proyecto del aeropuerto es probablemente la obra de infraestructura más importante de las últimas décadas y no sólo por la inversión que representa, sino por la serie de detonantes económicos, sociales y de desarrollo”

El presidente de los industriales en la entidad, indicó que en particular los empresarios del Estado de México tienen en el Aeropuerto un punto de oportunidad para el desarrollo de cadenas de proveeduría, esquemas de distribución de mercancías y apertura de nuevos mercados.

“No podemos como estado ni como país dejar en incertidumbre a quienes han puesto su confianza y patrimonio en nosotros, es precisamente la certeza jurídica lo que buscamos como empresarios de México”.