El presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, rompió el silencio este miércoles sobre el escándalo de uso de datos personales en su red social, y se dijo encantado de testificar si eso es lo correcto.

Primero aseguró a través de su propia red social que la compañía cometió “errores” y debe hacer más para solventar el problema pero luego en una entrevista exclusiva para CNN se mostró arrepentido.

Zuckerberg aceptó para la cadena estadounidense que está en la disposición de testificar. “Lo que estamos intentando es enviar la persona en Facebook que tenga el mayor conocimiento (…) Si soy yo, encantado”, declaró.

Según CNN, si Zuckerberg acude ante la justicia sería la primera vez que tenga un acercamiento de este tipo. De momento, la red social ha prohibido a Cambridge Analytica y a Kogan usar su plataforma.

También dejó ver que Facebook en sí no es el producto a regular pero si las políticas de publicidad dentro de la red.

Sandy Parakilas, que fue el encargado en Facebook de velar que terceras partes no hicieran un mal uso de la información obtenida en la red social, compareció ante una comisión del Parlamento británico y acusó a su exempresa de “perder de vista” los datos de los usuarios.