El alcalde de Capulhuac, Eduardo Neri Rodriguez, se sumó a la corriente Nueva Izquierda

El alcalde de Capulhuac, Eduardo Neri Rodriguez, se sumó a la corriente Nueva Izquierda del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en un acto público con más mil lideres sociales de la entidad, aunque se observa que dicha alianza tiene que ver con el próximo reto sucesorio en el Comité Ejecutivo Estatal.

En este espacio se comentó hace varios días que después de la elección local de Julio próximo habrá una reconfiguración de fuerzas pues hasta el momento la corriente Alternativa Democrática Nacional (ADN) que representa Héctor Bautista López tiene los espacios de poder en la entidad como es la diligencia y la coordinación de los diputados locales en la LIX Legislatura.

Nueva Izquierda que se conforma de diversos bloques y liderazgos sociales en la entidad, por ejemplo Pensemos que encabeza Javier Salinas Narváez, es una corriente con una presencia importante en el perredismo nacional, mientras que en el estado de México buscará reposicionarse después de Julio, por ello la alianza con Neri debe entenderse como estratégica.

Tanto el legislador local Javier Salinas como el alcalde Eduardo Neri fueron aspirantes a la candidatura del PRD a la Gubernatura mexiquenses, pero el Comité Ejecutivo Nacional a cargo de Alejandra Barrales Magdaleno impuso como abanderado a Juan Zepeda Hernández, argumentando que este último ganó una encuesta en la que el primero referido se ubicó en segundo lugar y el segundo mencionado en tercer sitio.

Sin embargo Neri y Salinas, de forma individual, criticaron el excesivo gasto de Juan Zepeda durante la precampaña, incluso presentaron diversos análisis al respecto, pero esto no incomodó al CEN que tenía acuerdos con ADN para sacarlo como abanderado.

En el actual escenario de competencia, Juan Zepeda es el precandidato a Senador de la República de la coalición “Por el Estado de México al Frente” que integran Acción Nacional (PAN), el PRD y Movimiento Ciudadano, quien enfrentará una competencia complicada tomando en cuenta que los abanderados del Movimiento de Regeneración Nacional puntean en las encuestas, mientras que en el caso del PRI competirán con César Camacho Quiroz, cuyo perfil y experiencia lo supera sobremanera.

Es importante tomar en cuenta que si la figura de Ricardo Anaya Cortés, el precandidato presidencial, continúa siendo cuestionada y ligada a posibles actos de corrupción, resultará afectado Juan Zepeda, cuya imagen ha sido ligada en promocionales nacionales a la del ex dirigente panista y eso que hasta el momento no se ha explotado el escenario patrimonial de este perredista, ex alcalde de Nezahualcóyotl.

Y es que en la pasada precampaña no quedó claro el origen de los recursos que utilizó, aunado a que el patrimonio que declaró en su declaración “3 de 3” no cuadra con su forma de vida y mucho menos con el dinero que donó para los damnificados del sismo del pasado 19 de septiembre.

El 26 de Septiembre se comentó en esta columna que “Juan Zepeda decidió aportar todo su patrimonio liquido, al donar un millón de pesos para la colecta “Reconstruyamos México”, lo que de acuerdo con la declaración “3 de 3” que presentó en campaña significaría que vació sus cuentas bancarias, quedándose solo con unos 300 mil pesos para cerrar el año”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí