Tu propósito de vida

¿Para qué estoy aquí? Esta es una pregunta que ha acompañado al hombre desde hace mucho tiempo, y es que, en algún momento de la vida, se manifiesta en nosotros como una necesidad de comprender la razón detrás de nuestra existencia. ¿Qué hacemos aquí? Darnos la oportunidad de encontrar respuestas a esta interrogante abre la posibilidad de viajar hacia nuestro interior para determinar la forma en la que decidimos transitar por este mundo.

Primero tenemos que tomar en cuenta un factor llamado educación. Esta manera en la que hemos aprendido a darle significado a nuestra existencia muchas veces nos otorga la programación (no consciente) para responder a la interrogante sobre el propósito de nuestra vida, aunque no necesariamente sea una respuesta que esté en sintonía con nuestra individualidad y mucho menos con nuestra propia concepción de felicidad (si es que tenemos una).

Parece ser que se nos ha trazado un camino, un guion que es necesario seguir cabalmente para encajar, pertenecer y “ser alguien” en la vida. Siendo así, el propósito de vida se disuelve al servicio de una programación común, que poco tiene que ver con nuestras necesidades particulares.

Todos tenemos un propósito de vida, y con esto nos referimos a que todos tenemos la capacidad de determinar hacia dónde vamos y cómo queremos transitar el camino, pero sobre todo y lo más importante, ¿qué estamos dispuestos a hacer para conseguirlo?  Tener un propósito de vida nos da dirección y sentido, nos hace llevar la mirada hacia nuestro interior para hacernos responsables de nuestra felicidad o infelicidad y nos pone en condición de re-crearnos, desechar aquellas creencias que son obsoletas y crear nuevas que nos impulsen.

Aquel que no se ha cuestionado sobre el propósito de su existencia, transitará el camino a expensas de cumplir con expectativas externas, y se dirigirá hacia un destino incierto. Pero entonces ¿cómo saber cuál es el propósito de vida? ¿Cómo identificar ese faro que alumbrará el camino y nos orientará hacia un destino? Existen 3 componentes importantes a considerar para empezar a identificar un propósito de vida. Estos 3 aspectos se pueden trabajar a modo de preguntas, que indudablemente nos harán escarbar en lo más profundo de nosotros para saber ¿para qué estamos aquí? Sin embargo, es importante considerar que asomarnos al propósito de vida implica un trabajo activo, esfuerzo, compromiso y valor para tomar las riendas de nuestra vida, pensamientos, emociones, decisiones ya acciones. De lo contrario, vivir con una venda en los ojos es más sencillo, doloroso, pero más fácil. Estas son las 3 preguntas que te ayudarán con tu propósito de vida:

¿Cuál es el mejor talento que tengo?

¿Cómo puedo poner ese talento al servicio de los demás, es decir de un bien común?

¿Qué tan satisfecho y orgulloso me siento conmigo mismo al ejercer dicho talento?

Acompáñame todos los lunes a las 4 pm en Aprendiendo a Vivir. Recuerda que también puedes ver la transmisión en cualquier momento en nuestra sección de videos en la FanPage de Facebook en @CadenaRadioMX.

Daniel G. Perea

Psicólogo – Coach de Bienestar – Asesor Organizacional

Facebook: @autoconocimientoybienestar

Twitter: danielgperea

Webpage: danielgonzalezperea.wixsite.com/psicologo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí