El pasado fin de semana, inició la temporada de spring break, sin  embargo ante la espera de la llegada de más de 45 mil estudiantes estadounidenses, las autoridades canadienses se unieron a la alerta emitida por Estados Unidos para que sus ciudadanos se abstengan a utilizar las embarcaciones de pasajeros que cruzan de Cozumel a Playa del Carmen.

A lo anterior, el gobierno de Cancún activó su programa especial de seguridad que estará vigente hasta abril, debido a las alertas enviadas por esa nación a sus ciudadanos por explosivos encontrados cerca de la ciudad de Cancún.

Aun cuando el ingreso de estos estudiantes registraba un notable descenso en comparación con otros años, se espera una gran afluencia de jóvenes en hoteles, bares y discotecas en Cancún y otros puntos aledaños.