Apoyan PAN y PRD declaraciones de Anaya sobre violencia en el país

Actores políticos del PAN, PRD coincidieron con el candidato presidencial de la coalición Por México al Frente (PAN, PRD y Movimiento Ciudadano), Ricardo Anaya Cortés, en torno a la escalada de violencia que vive el país, y a que varios gobiernos locales, municipios y estados, dejaron de hacer su tarea para deslindar responsabilidades en el ejército mexicano; por lo cual urgieron a buscar un cambio de estrategia.

Sin embargo, legisladores del PRI y de Morena advirtieron que Anaya no puede deslindarse de responsabilidades, cuando fue un gobierno panista el que inició la guerra contra el narcotráfico, sin una estrategia clara y ahora no sabe a quién culpar. El tricolor defendió al gobierno de Enrique Peña Nieto al asegurar que su administración “ha remado contra corriente” por los errores de la anterior gestión.

En entrevistas, la mayoría coincidió en que la inseguridad es un problema que debe ser atacado por todos los niveles de gobierno y en que el ejército ha sido estigmatizado.

El presidente de la Junta de Coordinación Política y excoordinador del PRI en la Legislatura local, Cruz Roa Sánchez, arremetió contra Ricardo Anaya al señalar que debería preocuparse más por aclarar su situación patrimonial, antes de emitir opiniones sin fundamento y con un “franco sentido electoral”, con el fin de desacreditar a los gobiernos locales.

“Fue su partido, el PAN, el que en 2006 sin consultar o avisar siquiera a los gobernadores de todo el país, declaró una guerra al narcotráfico sin una estrategia clara. Hoy, el gobierno de Enrique Peña Nieto, a través de la Estrategia Nacional de Seguridad, ha remado contra corriente por los errores que el gobierno del partido de Anaya cometió cuando estaban en el poder. La gente quiere respuestas y solución a sus problemas y no descalificaciones sin sentido como lo hace Anaya”.

Roa consideró que esas declaraciones provienen de un político inmaduro e inexperto. Dijo que debe aclarar por qué piensa así, pues quien acusa, lleva la carga de probar.

En tanto, el vicecoordinador del PRD, Javier Salinas advirtió que coincide con las declaraciones de Anaya porque el nivel de violencia es inimaginable y uno de los principales problemas del país que “pega” a la tranquilidad de los ciudadanos, pues el número de muertes en el sexenio que aún no concluye se compara a los de dictaduras como la de Pinochet en Chile y a la guerrilla de Colombia y se ha particularizado en temas como feminicidios.

Admitió que muchos policías dejaron su papel y asumieron un mando único sin los resultados esperados; municipios dejaron de invertir en mejor capacitación y armamento, así como en mejores condiciones para los elementos policiacos, pero además hay gobiernos que gastan mal y caen en sub-ejercicios como el estado de México que en 2016 dejó de aplicar casi 30 millones de fondos de seguridad.

Consideró que se requiere una política integral para ver qué papel van a jugar las fuerzas armadas y revisar la estrategia, pero que cada quien haga su trabajo y todos los niveles de gobiernos se involucren.

La diputada del PAN, María Fernanda Rivera, coincidió en que el 2017 fue el más violento en los últimos 20 años, y las autoridades de los diferentes niveles de gobierno no han acabado de asumir su responsabilidad para garantizar la seguridad, e incluso han abusado del uso del Ejército y la Marina en tareas que no les son propias. “La estrategia ha fallado y debemos de reencauzar los esfuerzos de coordinación, e inteligencia para contrarrestar la inseguridad y las acciones del crimen organizado en beneficio de los propios habitantes de cada comunidad”.

Insistió en que los gobiernos estatales y municipales deben trabajar en la prevención del delito, en combatir la inseguridad y las adicciones porque les ha faltado invertir en ese rubro y establecer estrategias; así como clarificar funciones e instancias competentes, mecanismos específicos de coordinación, pues hay vacíos legales que pueden propiciar violaciones a los derechos humanos.

A su vez, el diputado Marco Antonio Ramírez de Morena admitió que falta cambiar la estrategia, pero también que quienes impusieron la actual se hagan responsables, pues ha dejado miles de muertos, familias desmembradas, desplazados, aunque ahora los responsables se vayan por la vía más fácil y se quieran deslindar. “Se golpeó el avispero sin analizar las consecuencias y ahora no saben qué hacer o a quién culpar. Que se hagan responsables de sus actos y malas decisiones”.

“Ricardo Anaya es responsable por omisión de dicha estrategia y de las consecuencias (…) es muy fácil ahora en campaña criticar, pero Ricardo Anaya es parte del problema: lo es ahora y lo ha sido todos estos años, que no venga ahora a decirse inocente. Critica cuando él lo propició y defendió”.

El papel del ejército, dijo, es muy claro: la defensa de la soberanía nacional y el apoyo en momentos de crisis humanitarias dentro del país, pero no patrullar, pues eso es una falta de respeto a las fuerzas armadas y los ha llevado a un nivel de descrédito lamentable e injusto.

Aun cuando aceptó que a los gobiernos locales les ha faltado, advirtió la necesidad de reconocer que los delitos que se han disparado son los federales y los gobiernos locales son abrumados y desplazados al llegar el Ejército y la Marina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí