El precandidato Andrés Manuel López Obrador manifestó estar preocupado por la violencia en el país, a cinco meses de la jornada electoral del 1 de julio.

Al arribar al Misión de los Ángeles, lugar donde se reúne con militantes de Morena, el líder de ese instituto político reconoció con gestos que la violencia que se ha desatado le preocupa, aunque no quiso decir nada verbalmente.

“Estamos en huelga de opiniones, entrevistas porque el INE no pone orden con los precandidatos de la mafia del poder que hablan, hablan, hablan y hablan, parece como si estuviésemos en campaña, por eso no quiero hablar”, expresó.

Asimismo con gestos, dijo sentirse contento de estar en Oaxaca, donde estará reuniéndose con militantes de Morena.

Es de precisar que en esta reunión, López Obrador se reúne con cuadros de Morena en Oaxaca para determinar a posibles candidatos el 1 de julio.