Proyecto Sirena ¿fraude o herramienta fructífera de influencers?

Ahora la palabra de moda, ha creado controversia derivado de su influencia en la opinión pública, todo esto por la falta de control y regulación del sector, que ha provocado diversas formas de fraude que muchas veces ni marcas ni agencias saben cómo controlar.

Por este mismo descontrol, se ha vuelto cada vez es más fácil y económico inflar perfiles de forma artificial, comprando seguidores y comentarios para hacerlo más atractivos. El precio de los influencers depende del tamaño de su comunidad, pues cuanto más grande, más dinero. Y muchas marcas viven ajenas a esta realidad, sin analizar la audiencia de un perfil con claridad, simplemente observando números que a veces no son reales,

La agencia H2H, especialista en marketing con influencers, ha querido destapar algunos fraudes del sector. Para ello ha creado el Proyecto Sirena, que ha servido para el lanzamiento de un documental que muestra el fraude de los influencers. Su estrategia fue crear un perfil falso en Instagram, con una actriz contratada y provocando que éste, creciera de forma artificial y desmesurada, comprando seguidores así como comentarios de forma masiva.

En sólo tres semanas la influencer comenzó a ganar relevancia con 30.000 seguidores. Varias agencias y marcas de gran consumo comenzaron a contactar con ella para ofrecerle acciones remuneradas y colaboraciones. De este experimento se dedujo que pese al acceso de los influencer que es gratuito, han recibido una compensación económica a multitud de servicios, y que el éxito puede falsearse, y los seguidores y likes pueden comprarse fácilmente.

No existe ni regulación ni control sobre un sector que mueve más de 9 millones de euros al año en España. Y lo que es aún más grave, muchas marcas y agencias no investigan sobre la calidad e idoneidad de los influencers en los que invierten.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí