Mikel se compromete a rescatar las unidades habitacionales para restaurar el tejido familiar y social

  • Recorre la unidad El Rosario, la más grande de América Latina donde ofrece seguridad, mejorar el abasto de agua, crear la casa del adulto mayor, así como recuperar las áreas verdes y recreativas
  • Vecinos de Azcapotzalco se quejan de abandono, robos y descuido en que los han tenido los gobiernos de Morena y PRD durante los últimos 20 años.

Tras un encuentro y posteriormente un recorrido con los vecinos de la unidad habitacional El Rosario, considerada por su población de 60 mil habitantes, la más grande de América Latina, Mikel Arriola, se comprometió a rescatar las unidades habitacionales de la Ciudad de México, para mejorar la calidad de vida de las familias capitalinas.

“Les planteo un programa de recuperación, primero la organización dentro de la unidad de los ciudadanos, para promover la cultura de mejora. Y segundo, los recursos para el mejoramiento físico, básicamente, andadores, iluminación, piso y banquetas, y obviamente instalación de cámaras para prevenir la delincuencia; además de gestionar ante el Seguro Social el mejoramiento de la clínica 33, con un área de urgencias moderna para atender con mucha más rapidez a la población de esta unidad, especialmente a los adultos mayores”, agregó.

El aspirante del PRI reprobó la indiferencia de los gobiernos de izquierda, su falta de planeación y su mala administración tanto de los recursos como de los servicios públicos; esto, dijo, ha afectado la calidad de vida de todos ustedes durante los últimos 20 años.  Es una necesidad que atenderé, y no ignoraré como lo han hecho las administraciones anteriores y la actual, insistió.

En su caminar por las calles y andenes de esta unidad habitacional de Azcapotzalco, escuchó las quejas y demandas de los vecinos quienes le dijeron sentirse amenazados al vivir con inseguridad, como María Leonor Castañeda quien declaró: “Los ladrones agarran de guaridas los espacios que habilitamos para juntas vecinales, además nos quitan el agua, sólo nos la ponen dos horas en la mañana y una hora más en la noche, queremos regresar como estábamos antes, ya no hay respeto para nadie”.

En respuesta el ex Director del IMSS les planteó fortalecer la seguridad pública de sus habitantes con un aumento sustancial del número de policías en calles, avenidas y andadores, y con la cobertura total de alumbrado público, así como la implementación de cámaras en toda la unidad habitacional.

Afirmó que lo que hace 45 años inició como una gran obra de movilidad social, se ha convertido en un proyecto de deterioro, “desgraciadamente notamos el incremento de las tasas de delitos sobre todo robo a casa y en la propia unidad, hay narco tiendas en esta unidad, pero vemos también el completo abandono de los servicios públicos, básicamente el de limpieza”, puntualizó.

También urgió la creación de una casa del adulto mayor para que este sector de la sociedad pueda desarrollarse y pasar tiempo de calidad en un ambiente de concordia, de igual forma planteó la organización de un grupo de geriatras que recorran constantemente las casas de los adultos mayores y que se les de atención preferencial por parte del Gobierno de la CDMX.

Dijo que él logrará que la Ciudad de México ya no sea la ciudad del vicio a la que ha dado paso la izquierda y que ganará la batalla junto con los ciudadanos comprometidos con querer tener una gran Ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí