“Guerra sucia no nos va a detener”, sentencia Anaya

El precandidato de la coalición “Por México al Frente”  a la presidencia de la República, Ricardo Anaya, advirtió que “ la guerra sucia no nos va a detener” , en referencia a la información divulgada este día en la que se señala que la Fundación Por Más Humanismo se constituyó para negocios inmobiliarios. Explicó que esta asociación civil se estableció para dotar al blanquiazul de una sede propia en Querétaro.

En una carta, sostuvo que “el PRI está desesperado y ya no sabe qué hacer para levantar la campaña en ruinas de su precandidato”.

Argumentó que a principios del 2009, el Comité Directivo Estatal del PAN en Querétaro, con Edmundo Guajardo Treviño, lo designó responsable del proyecto para que el blanquiazul pudiera contar con una sede propia, toda vez que el local que hasta entonces se utilizaba como sede del CDE, era rentado.

Para ello se constituyó la asociación civil y un año después, se gestionaron prestamos a fin de adquirir un terreno, y se suscribió un contrato para iniciar su construcción. Agregó que el 15 de mayo de 2014, presentó su renuncia como presidente y miembro de la fundación, y asumió la Presidencia de la Fundación José Luis Báez Guerrero, presidente del CDE del PAN.

Dijo que al momento de su salida el único activo era el inmueble que estaba en proceso de construcción, pero al entrar en vigor la nueva Ley General de Partidos Políticos, el Comité Directivo Estatal del PAN en Querétaro de recibir 5.9 millones de pesos en 2014, pasó a obtener  21 millones de pesos de financiamiento público local en 2015.

Báez Guerrero determinó comprar un inmueble en una ubicación más próxima al centro de Querétaro, actual sede del blanquiazul en esa ciudad, y liquidar la Fundación, “toda vez que ya se había cumplido el objeto principal para el cual originalmente había sido creada: que el PAN contara con una sede propia”. Así, añadió, “se procedió a vender el único activo de la fundación (el inmueble inconcluso), y se pagaron todos los pasivos (deudas derivadas de la compra del terreno y la construcción)”.

Aseguró que la fundación nunca recibió recursos públicos, adquirió el terreno de un particular, “que a su vez lo había comprado a un ejidatario, por lo que es absolutamente falso que ese terreno haya sido expropiado a instancias del gobierno panista (2003-2009), como se ha señalado. Yo no recibí absolutamente ningún beneficio económico de las actividades de la Fundación”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí