FAMILIA Y TANATOLOGIA

Estamos por terminar el año dedicado a la familia por decisión de Mons. Franciso Javier Chavolla Ramos, y yo he querido colaborar sencillamente con estas reflexiones de fácil lectura, esta es la penúltima que ofrezco.

Cómo dije en una de las primeras reflexiones, en cuanto a la etimología de familia no se ha podido precisar, aún cuando deriva del latín fames (hambre) y/o del famulus (sirviente). Familia hoy es el conjunto de personas unidas por la afinidad de un hombre y una mujer, y se extiende a la prole por consanguinidad o adopción, incluso a las situaciones de familias monoparentales o ensambladas.

Y tanatología viene del griego “Tanatos” que significa “muerte” y “logos”, conocimiento ordenado. Cono rama de la medicina se ocupa de elevar la calidad de vida del paciente para que supere sus pérdidas e incluso tenga una buena muerte.

Cinco son las principales características que enfrenta una persona desde el aspecto de la pérfida o el duelo, y se llama duelo porque duele: Soledad, Culpa, Angustia, Ira y Aceptación. Por cuestiones de tiempo solo voy a abordar las tres primeras

La Soledad es un sentimiento y un estado depresivo y de devaluatorio. Fisiológicamente las endorfinas están bajas y es indispensable el ejercicio y participar en grupos afines. Y quién mejor que la familia para organizar actividades en común. Y claro la oración es clave fundamenta y más cuando se hace en y por familia porque Dios acoge como lo hizo con muchas familias en la Biblia y en la historia de estos más de 2000 mil años.

La Culpa es un sentimiento que muchas veces viene de fuera porque no llenamos las expectativas de otros, y a veces ni siquiera llenamos las nuestras. En psicología se llaman “introyectos” que nos infunden nuestros padres. Y la paradoja de la vida es que de lo que verdaderamente las personas debieran sentirse culpables creen que hicieron lo correcto como “interrumpir” un embarazo que realmente es un aborto, un asesinato que aunque se legalice no deja de ser delito y pescado. Y esto por mencionar sólo un ejemplo, como también lo sería la distanasia o la eutanasia. Una familia sana ayuda

La angustia es la enfermedad del siglo. Nietzsche que pertenece a la filosofía de la sospecha, la depresión que no es otra cosa que angustia frente a los dilemas de la vida. La angustia es aquel estado de la mente y de distintos órganos que aceleran la frecuencia cardíaca y otros signos pudiendo desencadenar un estado de shock que podrían llegar a requerir de los servicios hospitalarios de la unidad de cuidados intensivos. La angustia se produce por la poca tolerancia a la frustración, al dolor, a las pruebas que se nos presentan en la vida y es la familia precisamente quien más ayuda en la prevención, tratamiento y preservación de la salud holística o recuperación de esta. Porque todo lo que no se habla no sana. Y lo que en familia se habla en familia se queda.

Sin Dios nada podemos hacer. Ninguna familia diga que tiene un gran problema, toda familia dígale a ese problema que tiene un gran Dios. Amén.

 

Sacerdote Daniel Valdez García
*El Autor es Profesor en Universidad Autónoma del Estado de México
*Estudió Sacerdote y Especialidad en Bioética en Universidad Autónoma del Estado de México
*Estudió en Seminario Diocesano de Toluca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí