Notas Acusmáticas; ¿Por qué la música? Hasta los perros la disfrutan

Desde la primera vez que llegó a la casa le ha gustado estar cerca de mí. Me ponía a trabajar en la computadora y se echaba en mis pies; me los calentaba mientras él se arrullaba con el golpeteo de las teclas. Era tan pequeño que de repente rodaba debajo del escritorio, en un diminuto espacio que le servía de casita. Ahora ya es tan grande que no cabe y sólo le queda echarse a un lado. Boogardo, siempre conmigo, también disfruta mucho de la música, desde que era cachorro. Cada vez que me siento al piano él me acompaña, se echa a mi lado y puede estar ahí durante horas, apacible, dormitando o escuchando.

Mi fiel labrador, tan bonito y tierno que todos lo chulean en la calle exclamando cosas como “¡mira, se parece a Frida!”, es igual de rockero que Uzz y yo. Desde cachorrito le tocó escucharnos ensayar en el depa con toda la banda. Lejos de espantarse por el estruendo de los instrumentos, parecía gozarlo. Eran buenos tiempos, aunque siempre llega alguna calamidad. Boogie enfermó y tuvimos que operarlo de un tumor, todos nos decían que lo “durmiéramos”, pero a pesar de los pocos meses con nosotros, ya lo amábamos. Estuvimos varios años arrastrando la deuda de la operación, medicamentos, revisiones con el veterinario, etcétera, pero Boogie ya va para sus 5 años, sano y feliz, quizá nosotros más que él por saber lo cerca que estuvo de ya no estar con nosotros.

Recuerdo que durante su convalecencia, desde que regresaba Uzz del trabajo, toda la tarde poníamos discos enteros, descubríamos nuevos grupos, nuevas canciones. Recién incursionábamos en la era digital del streaming que nos ha permitido expandir inmensamente nuestro vocabulario musical y puedo decir que nos hizo muy felices. Creo que a Boogie también, pues se le veía relajado, a pesar de los dolores y de la fuerte depresión que sufrió después de la cirugía, cambiando su carácter para siempre, pues ese pequeño perro seguro y juguetón se volvió miedoso, cauteloso. Sigue siendo un compañero muy noble, pero yo sé que pudo haber sido aún mejor, de no ser por su padecimiento. Sin embargo, estoy segura de que la música lo ayudó sobremanera.

¿Será que a los animales también les gusta la música? Por qué no, si alguna vez leí que incluso las plantas crecen mejor cuando se les pone una melodía. ¡Ja! Un descubrimiento más acerca de la música…

¿Por qué es tan maravillosa? ¿Por qué nos llena y nos vacía? ¿Por qué nos deleita? ¿Por qué nos hace recordar y sentir? ¿Por qué nos conecta con otras personas que ni siquiera conocemos? ¿Por qué nos hace soñar? ¿Por qué todo ser vivo se siente feliz con la música?

Red de conexión

Ya sea por motivos de esparcimiento, de reflexión, para llenar el silencio de la estancia, para acompañarnos en un momento difícil, para divertirnos en una reunión o para recordar a un ser querido, la música siempre tiene algo que decirnos. ¿Quién puede decir que no le gusta?

En su calidad de manifestación artística, es continuamente sincera y transmite una red de conexiones multisensoriales entre nosotros y con nuestro lado más oscuro. La música no solamente expresa los sentimientos del artista, sino también su modo de ver la realidad, de moldearla, tanto en el tiempo presente donde es escuchada como en el pasado donde fue creada.

La posibilidad de identificarse con un artista es mil veces más asequible a través de la música, puesto que sus melodías, acordes y ritmo transmiten todo y a la vez nada; la voz del cantante, su dicción, entonación, aceleración, intención… todo influye en lo que se interpreta de una canción. Pero esa interpretación es también directamente influenciada por aquél que la decodifica en su interior, por sus vivencias y su propia visión del mundo.

 

Arte histórico

Todo esto hace que la música sea algo único y especial. El arte, en todas sus manifestaciones, puede ser visto como una fuente de acceso al conocimiento social. En ese sentido, la música es comprensión, una viva expresión de realidad espiritual y material. La música nos accede a la posibilidad de hacer historia a través del arte, porque es una manera de reconstrucción de esta realidad que nos rodea. Al leer y dar vida a la música a través de una partitura o en su interpretación al ejecutarla, estamos reconstruyendo una parte del pasado social. Expresamos situaciones, problemas existenciales o contrariedades de diversa índole que atañen a la vida en sociedad.

Hay demasiadas disciplinas que se ocupan de los problemas sociales, los teorizan y los interpretan, pero es la música la única que por sí misma representa una expresión social, sensible y artística, que no podría haber sido expresada de ninguna otra forma, ya que la creatividad con la que se realiza y la pasión con la que se construye son únicas en su tipo; es moldeable y fugaz, pero también sólida y eterna.

Bien se trate de una oda al amor o al rencor, un llamado a la protesta social o a la espiritualidad, un homenaje o un improperio; la música transforma los ideales, la música nos hace reflexionar sobre temas inimaginables, la música nos transporta a otras épocas, la música nos sana física y espiritualmente, nos hace conectar con nuestra humanidad, o perrunidad, como en el caso de Boogie que, a pesar de que no habla, expresa muy bien lo que necesita, lo que le gusta y lo que quiere. A mí la música me ha ayudado a entenderlo mejor, además de entenderme a mí misma.

Así como (Mesa)Boogie disfruta del jazz para dormir y del rock para mascar su carnaza, te invito a que encuentres refugio en la música. Todo lo que has vivido o vivirás, todo lo que has sentido o sentirás, todo lo que has pensado o pensarás, te aseguro que está en alguna canción; está en la interpretación musical, en la composición o simplemente en escuchar, bailar y cantar eso que tanto nos gusta. ¡Inténtalo! Te prometo que tu vida será más plena y feliz.

* La autora es tecladista de L.E.D.S. (Light Experience & Dynamic Sound) y estudiante de Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Facebook: Dení Leds

 

Twitter: @deniloci

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí