¿La quinta, es la vencida?

Finalizaron cuatro rondas de la renegociación del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte).  Se destacan importantes acuerdos en temas que se espera tengan un impacto importante como el de pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, hay importantes retos y temas por superar y resolver en próximos encuentros.

La cuarta ronda llega a su fin con declaraciones fuertes por varios de los actores principales de la negociación, como las del canciller mexicano, Luis Videgaray, que pronunció ante el Senado, la posibilidad de que termine el Tratado, y recordando que, “México es más grande que el TLCAN”.

De igual forma, el presidente, Donald Trump, mencionó que, de no cumplirse sus demandas, Estados Unidos, activará la cláusula de salida del mismo.

En este marco, se da una alianza que no estaba prevista, entre México y Canadá, demandando que las negociaciones se apeguen a los lineamientos de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Tanto el Presidente Peña Nieto como el primer ministro canadiense, Trudeau, se han pronunciado por trabajar para llegar a una modernización benéfica y positiva del TLCAN para los tres países, privilegiando el diálogo constructivo más allá de los amagos y amenazas mediáticas.

Resulta que la pretensión de parte de la delegación norteamericana de sujetar el tratado a una cláusula de revisión y caducidad cada 5 años, va en contra de la certidumbre necesaria para las inversiones entre los miembros del tratado, así como de la competitividad y la innovación.

De igual manera, modificar las reglas de origen en la industria automotriz supondría el desmantelamiento para nuestro país principalmente de uno de los sectores en los que somos más competitivos a nivel mundial.

Volver a imponer aranceles en el sector agropecuario, afectaría significativamente la economía de muchas familias en la región que se dedican al campo.

Estados Unidos pretende a la vez, sustituir los mecanismos de resolución de controversias, que se encuentran entre los más reconocidos y eficientes del mundo.

La cancelación del Tratado, junto con el cumplimiento de las amenazas sin sentido del presidente Trump, llevarían a los tres países integrantes a la perdida segura de empleos, competitividad, mercados e inversiones en la región.

Tal es así, que la Cámara de Comercio Estadounidense, ya advirtió al presidente Donald Trump, que de insistir en dichas propuestas, el tratado llegará seguramente a su fin, causando una debacle política y económica en ese país.

La delegación mexicana deberá de permanecer firme en la defensa del interés nacional, aun y cuando ello signifique el berrinche de Trump, y la salida de los Estados Unidos, del mismo.

Anteponer la fortaleza que hoy nos da el tener a Canadá de nuestro lado y demostrar que México es mucho más grande de lo que un presidente “bully” puede creer.

¿Será la quinta ronda la vencida? ¿O, como en el beisbol, tendremos que irnos a extra innings?

 

Contacto en redes.

Twitter: @fabianotero

Facebook: Fabian Otero Aguilar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí