Iniciemos la reconstrucción

Los sismos que sacudieron al país los días 7 y 19 de septiembre, provocaron grandes daños materiales y principalmente, irreparables pérdidas humanas.

Así como sacaron a relucir lo mejor y lo peor de nuestra sociedad. Siendo este espacio uno que pretende al menos, ser de análisis político, no me enfocare en enunciar la tremenda solidaridad y valía de la sociedad mexicana, sino los resultados y escenarios políticos que se estima, cambiaran en los días, meses y años por venir.

El sismo del 19 de septiembre, principalmente dejo de lado a la política, si bien se quiso aprovechar por distintos partidos políticos, algunos como Morena, sembrando la desinformación, evocando al caos y tratando de capitalizar la propia desinformación en contra del partido en el poder, otros, luciendo a sus aspirantes en, “reality shows” dignos de cualquier horario estelar del canal de las estrellas, y algunos más proponiendo cambios imposibles de realziar como el PAN, que solamente pretendían a sabiendas de que no es posible, modificar la ley electoral dentro de un proceso ya en vigor para el año 2018. Algunos otros como el PRI, proponiendo con imaginación, decisión y modernidad, reformas constitucionales, que bien podrían marcar el inicio de una transformación política que signifique un cambio de paradigma, para la vida democrática de nuestro país.

Me explico:

  • El partido Revolucionario Institucional, (PRI) proponiendo la renuncia al 100% de las prerrogativas electorales de 2017, que ascienden a casi 300 millones de pesos para destinarlo a los damnificados por los desastres. Iniciativa que para muchos se quedó corta porque lo ideal hubiera sido el renunciar a las del 2018, siendo que este 2017 está a escasos 3 meses de terminar.

 

  • Invitando a que la gran mayoría de los partidos políticos se sumen a renunciar a dichas prerrogativas, con lo que se podrían alcanzar casi 1000 millones de pesos. Que se destinen en su integridad a las labores de reconstrucción y ayuda a los damnificados por ambos sismos.

 

  • El PRI también, proponiendo acabar con el financiamiento total a los partidos políticos, para que solamente se fondeen del dinero proveniente de la militancia y las donaciones de sus simpatizantes.

 

  • La iniciativa priista también, de ponerle fin a todas los plurinominales, diputados y senadores, con lo que se podrían ahorrar cerca de 11,000 millones de pesos.

Estas propuestas de reforma constitucional, marcarían el inicio de un cambio total de paradigma par la organización político-electoral de nuestra nación. Comenzarían la transformación total de un sistema de partidos que son mantenidos con dinero público para transformarlos en partidos que vivan de sus resultados de cara a la sociedad, y no de la polarización, el encono, la simulación y de ser rémoras, de partidos más grandes.

La partidocracia mexicana, sería severamente cuestionada y afectada para empezar a caminar en una dirección que va más acorde con una sociedad moderna y exigente en la transparencia del actuar de los institutos políticos.

Podría ser, y de ser exigida por la sociedad será, la piedra angular del inicio de la reconstrucción política de nuestro país.

 

Contacto en redes.

Twitter: @fabianotero

Facebook: Fabian Otero Aguilar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí