Condenar a un oso a vivir en un zoológico es atentar contra la vida silvestre de Nuevo León

 

Ante los hechos recientes en los que un oso fue captado interactuando armónicamente con humanos en el Parque Ecológico Chipinque y en el Municipio de San Pedro Garza García, el Estado anunció que por el peligro que representa dicho mamífero al no temer a la presencia humana, y poner en riesgo a la población, capturarán al ejemplar y lo enviarán a un zoológico. Ante esto, la Diputada Ivonne Bustos Paredes denunció enérgicamente el acto, acusándolo de atentar en contra de la biodiversidad y la vida salvaje del Estado: “Se está recriminando el comportamiento de un animal silvestre, que al no encontrar alimento en su habitat derivado de la depredación constante, se acerca a zonas de asentamientos humanos en busca de la sobrevivencia de su especie, a lo cual, sin proponer soluciones de fondo, el Estado y los especialistas se van por la alternativa fácil, pretendiendo así condenar al animal a una vida en cautiverio, en la que puede morir de depresión o dependiendo de la sede a la que lo envién, incluso puede morir enfermo derivado de la falta de recursos de dichos recintos ante los graves recortes presupuestales que hoy enfrentan los zoológicos públicos, tal como sucede en el Parque La Pastora.”

“El Organismo Público Descentralizado Parques y Vida Silvestre de Nuevo León, dentro de sus funciones, tiene la de educar a la población y auxiliar a los Municipios en el manejo y formas de trato ante la presencia de fauna silvestre, Nuevo León es rico en biodiversidad y los osos son una especie característica de la sierra madre oriental. En la región noreste, principalmente la zona metropolitana de Monterrey, hemos convivido con ellos durante siglos y es ahora con las redes sociales que se difunde una imagen y sucede lo inexplicable”.
Los expertos, de acuerdo al panel realizado por Parque Chipinque, ven riesgoso que animales sociables que recorren en busca de alimento permanezcan libres en la naturaleza.
La legistadora Bustos Paredes afirmó que ante la viralización de la imagen, y careciendo las autoridades de programas integrales de cuidado a la vida silvestre, en particular de los osos, deciden mandar el mensaje de captura y confinamiento de dicho animal a un zoológico, lo anterior sin dar soluciones para que la vida salvaje pueda sobrevivr a la vorágine humana, la cual se manifiesta con ciudades que no respetan las cuotas de construcción, otorgando usos de suelo residencial en áreas naturales protegidas, permitiendo tala ilegal, relleno de cañadas, contaminación de cuerpos de agua, y la invasión y destrucción ocasionada por vehículos todo terreno.

De entre las soluciones propuestas desde diversos frentes, destacan la de cambiar de ubicación al animal a un punto más alto de la Sierra Madre, o incluso enviarlo a un santuario en los Estados Unidos, que al parecer es una de las opciones manejada por PYVS a través de la Fundación Invictus del Estado de Hidalgo.

Resaltó que este no es un caso aislado, al año en la ZMM hay decenas de casos de avistamientos, por lo que es imperante que el Estado implemente un plan integral para garantizar el abasto de alimento de los animales silvestres en la montaña, basado en la siembra de árboles frutales (acción que se puede coordinar con el Fondo Metropolitano del Agua), y garantizando el resguardo de las zonas naturales protegidas, así como crear una estructura de guardaparques en todo el Estado que vigile y proteja de la depredación a las áreas naturales.

Al día de hoy, han transcurrido casi dos años de la solicitud de extensión del área natural protegida en la Sierra de Picachos y la Secretaría de Desarrollo Sustentable no la ha realizado, lo que indica que para Nuevo león no es prioritario el cuidado de los ecosistemas de la entidad, situacion que origina y fomenta casos como el del oso que hoy ve amenazado su bienestar por la falta de acción y de voluntad del Gobierno para proteger el patrimonio de los nuevoleoneses.

La Coordinadora del Partido Verde Ecologista de México en el Congreso Local, urgió a que el Gobierno Estatal tome una decisión basada en el más profundo respeto a la vida animal, bajo el entendimiento de que somos los humanos quienes hemos atentado contra el habitad de la fauna silvestre y que se geren proyectos de largo plazo de protección a la biodiversidad.
Bustos Paredes pide que se considere lo establecido en el Artículo 79 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, el cual indica el deber de proteger a la biodiversidad, a las especies amenazadas, a involucrar a la sociedad civil en la protección de las plantas y los animales, y el fomento del trato digno a todas las formas de vida en el planeta.

Cabe destacar que cada vez son más voces las que piden que el oso reciba un trato digno y que no se le castigue por la invasión humana a su Habitat.

Finalmente indicó que se seguirá de cerca a las autoridades, y que se buscará por todos los medos posibles, que el futuro del oso sea determinado en apego a la voluntad de preservar su vida y su libertad, sin descuidar las medidas necesarias para no poner en riesgo a la vida humana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí