Se hace notar el efecto del coronavirus en la economía mundial

El impacto del brote de coronavirus en la economía mundial se hizo notar este sábado. La fabricación y manufacturación de productos de China se desplomó durante febrero después de que los esfuerzos para contener el brote de virus cerraron gran parte de la segunda economía más grande del mundo, provocando que el impacto fuera más grande de lo esperado.

La encuesta económica que se ha realizado en base a los mercados bursátiles mundiales, ha demostrado que caen bruscamente a medida que el temor de que el virus se propague al extranjero crece, esto es evidencia del gran costo que tiene la enfermedad que surgió en el centro de China en diciembre y que ya ha hecho notar su impacto económico en todo el mundo.

El índice mensual de compras emitido por la agencia de estadística china y un grupo de la industria cayó a 35.7 desde los 50 de enero en una escala de 100 puntos en la cual los números por debajo de 50 indican una gran caída de actividad.

Shino Abe, primer ministro japonés, anunció un paquete económico como plan de emergencia el cuál tiene un presupuesto de 270 mil millones de yenes ($ 2.5 mil millones) para ayudar a combatir el virus mientras buscaba el apoyo del público para la lucha de su gobierno contra el brote. Abe dijo en una conferencia de prensa que Japón se encuentra en una coyuntura crítica para determinar si el país puede mantener el brote bajo control antes de los Juegos Olímpicos de verano de Tokio.

El primer ministro Japones, también, había anunciado un plan para cerrar todas las escuelas durante más de un mes hasta el final del año académico japonés. El el cuál, a diferencia del plan económico, provocó críticas públicas, dijo que el paquete de emergencia incluye apoyo financiero para los padres y sus empleadores afectados por el cierre de las escuelas.

Después de que el número de contagios registrados en Irán ha aumentado se está preparando para la posibilidad de que “decenas de miles” de personas se hagan la prueba para detectar el virus, dijo un funcionario, subrayando el temor tanto en el país como en el extranjero por el brote en la República Islámica. En el país el brote ya ha cobrado la vida de 43 personas de 593 casos confirmados, mencionó el portavoz del Ministerio de Salud, Kianoush Jahanpour. El nuevo número representa un salto de 205 casos, un aumento del 150% de los 388 reportados el día anterior.

El jueves, Arabia Saudita cerró los lugares sagrados a los peregrinos extranjeros, interrumpiendo los viajes de miles de musulmanes que ya se dirigían al reino y potencialmente afectando los planes a fines de este año para millones más antes del mes de ayuno del Ramadán y la peregrinación anual al hajj.

A pesar de las preocupaciones sobre un brote más amplio en los E.U., Trump arremetió el viernes contra los demócratas que cuestionaron su manejo de la amenaza, calificando sus críticas como un nuevo “engaño” destinado a socavar su liderazgo defendiendo las medidas tomadas.

Poco antes de que Trump comenzara a hablar, los funcionarios de salud confirmaron un segundo caso de coronavirus en de una persona que no viajó internacionalmente y que sólo había permanecido dentro de los Estados Unidos en los últimos meses.

La lista de países afectados por el virus ha aumentado a casi 60. Más de 85,000 personas en todo el mundo lo han contraído, y las muertes superaron los 2,900.

Incluso en Corea del Norte, aislada y afectada por sanciones, el líder Kim Jong Un pidió esfuerzos más fuertes de antivirus para protegerse contra COVID-19, diciendo que habrá “consecuencias serias” si la enfermedad se propaga al país.

Corea del Sur, el segundo país más afectado, reportó 813 nuevos casos el sábado, el salto diario más alto desde que confirmó su primer paciente a fines de enero y aumentó su total a 3,150.

En Japón, las calles de Sapporo, en la isla principal más al norte, Hokkaido, donde se emitió un estado de emergencia hasta mediados de marzo presenta 70 casos, el más grande de una sola prefectura en Japón, se han detectado en la prefectura de la isla.

En París, el arzobispo pidió a todos los párrocos de la capital francesa que cambiaran la forma en que administran la comunión para contrarrestar la propagación del coronavirus. El obispo Michel Aupetit instruyó que los sacerdotes ya no ponen el pan sacramental en la boca de los fieles que celebran la comunión, sino que lo colocan en sus manos. También pidió que los fieles no bebieran vino directamente de un cáliz compartido, y que el pan sacramental fuera sumergido en vino.

Los mercados bursátiles de todo el mundo volvieron a caer el viernes. En Wall Street, el índice Dow Jones recibió otro golpe, cerrando casi 360 puntos. El índice ha caído más del 14% desde un máximo reciente, por lo que esta es la peor semana del mercado desde 2008.

En Asia, Tokio Disneyland y Universal Studios Japan anunciaron que cerrarían, y se suspendieron los eventos que se espera que atraigan a decenas de miles de personas, incluida una serie de conciertos del grupo K-pop BTS.

Las llegadas de turistas a Tailandia disminuyeron un 50% en comparación con el año anterior, y en Italia, que ha reportado 888 casos, la mayoría de cualquier país fuera de Asia, las reservas de hoteles están cayendo y el primer ministro Giuseppe Conte planteó el espectro de la recesión.

Sin embargo, dada la facilidad de propagación, el virus podría establecerse en todo el mundo y muchos podrían morir.

La economía europea ya está al borde de la recesión. Una medida del sentimiento comercial en Alemania cayó bruscamente la semana pasada, lo que sugiere que algunas compañías podrían posponer los planes de inversión y expansión. China es un gran mercado de exportación para los fabricantes alemanes.

Los economistas han pronosticado que el crecimiento mundial caerá a 2.4% este año, el más lento desde la Gran Recesión en 2009, y por debajo de las expectativas anteriores más cercanas al 3%. Para los Estados Unidos, las estimaciones están cayendo a un crecimiento tan bajo como 1.7% este año, por debajo del 2.3% en 2019.

Pero si COVID-19 se convierte en una pandemia global, los economistas esperan que el impacto pueda ser mucho peor, con Estados Unidos y otras economías globales cayendo en recesión.

Lo que sí es una realidad, un poco alentadora, es que China ha visto una baja en el ritmo de contagios y este sábado por la mañana reportaron 427 nuevos casos en las últimas 24 horas junto con 47 muertes adicionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí