Nueva Jersey: Expulsaron a una mujer de un avión por llevar un pavo real de “apoyo emocional”

0
35

Un animal de soporte emocional sirve para tranquilizar a las personas que lo necesiten por prescripción médica. Estos animales son considerados terapéuticos y un apoyo emocional fundamental para quien lo acompaña.

Dada su importancia, su acceso a los aviones para ir con sus dueños de viaje está garantizado siempre que se muestre “un certificado médico que atestigüe la necesidad de viajar con un perro de asistencia”, como especifica Lufthansa en su página web.

¿Pero qué pasa cuando el animal de apoyo emocional es otro? La compañía aérea explica también que para permitir que un perro viaje en el avión debe haber sido educado para comportarse correctamente en un entorno público. “Le permitimos llevar al animal en el interior de la cabina sólo bajo la condición de que le obedezca y se comporte como es debido”, escriben.

Pero además, debe caber en el hueco para los pies del asiento e ir atado con correa. Por eso, cuando no se trata de un perro sino de un enorme pavo real, existen más problemas.

El pavo real no es un caso hipotético. Hace unos días, el talk show americano The Jet Set compartía en su Facebook unas imágenes de un majestuoso pavo real esperando para embarcar en un avión de United Airlines en el aeropuerto internacional Newark Liberty. A pesar de que la mujer que trataba de viajar junto a su ave había adquirido otro billete, la compañía le prohibió subirlo al avión. “El animal incumplía varias medidas, incluyendo su peso y tamaño”, explicaron desde la compañía.

Después del incidente del pavo, United ha asegurado a la cadena americana que están planteando cambiar su actual política en cuanto a animales de soporte emocional. “Lo estamos revisando para obtener un mejor balance entre proteger a nuestros trabajadores y clientes y acomodar a los pasajeros con discapacidades”, han asegurado.

El pasado mes de marzo, la aerolínea Delta anunciaba varias restricciones después de haber vivido varios episodios de mal comportamiento de los animales de soporte en sus aviones, algunos de los cuales hacían sus necesidades en pleno vuelo o mordían a los pasajeros.

 

Con info de: Noticiasambientales.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here