Un brote de “morbillivirus cetáceo” causó el fallecimiento de más de 130 de estos delfines en la bahía de Sepetiba desde fines de noviembre, informó la Escuela de Oceanografía de la Universidad del Estado de Río de Janeiro en un comunicado.

La bahía se encuentra a unos 70 kilómetros (45 millas) al oeste de la ciudad de Río.

Otros 40 delfines costeros fueron encontrados muertos en una isla cercana de nombre Ilha Grande.

El virus puede dañar el sistema inmunológico de los mamíferos marinos.

No se sabe cómo comenzó el brote ni cuánto tiempo durará. Los científicos intentan determinar otras posibles causas de la mortandad de los delfines.

 

Con info de: Noticiasambientales.ar