• Ofrece movilidad eficiente y segura entre los municipios de Toluca, Villa Victoria, Almoloya de Juárez, Villa de Allende y Valle de Bravo.
  • Cuenta con cámaras de vigilancia en vías y casetas de cobro.
  • Circulan alrededor de 18 mil 600 vehículos a diario.

Naucalpan, Estado de México. La autopista Toluca-Zitácuaro, ramal Valle de Bravo, es una opción de movilidad eficiente y segura con la que el Gobierno del Estado de México mejora la conectividad del Valle de Toluca.

El Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México (SAASCAEM), informó que diariamente circulan alrededor de 18 mil 600 vehículos y con el propósito de ampliar los beneficios que esta autopista ha llevado a la región, se construye la tercera etapa de la vía, la cual registra un avance del 96 por ciento.

Con sus primeros 65 kilómetros, esta autopista se ha convertido en una opción de comunicación eficiente para los turistas que visitan la ruta de la Mariposa Monarca; además, es una vía fundamental para los traslados comerciales y para quien transita por los municipios aledaños a Toluca, como Villa Victoria, Almoloya de Juárez, Villa de Allende y Valle de Bravo.

Es una autopista de altas especificaciones de dos carriles, que permite una circulación segura, debido a su diseño y adecuada señalización.

Adicionalmente, cuenta con cámaras de vigilancia en la vía y en las plazas de cobro, desde donde se monitorea para brindar asistencia al usuario, en caso de alguna contingencia o accidente.

“Contamos con una línea de asistencia, a través del 01-722-278-1524 o el 911, los 365 días del año, las 24 horas del día; y tenemos torres de comunicación SOS en toda la carretera”, afirmó Bernabé Marín Sánchez, Coordinador de operación de la autopista Toluca-Zitácuaro.

Esta serie de elementos hacen de esta vía de comunicación una opción de movilidad eficiente y segura para quienes transitan por el Estado de México.