Irma García, boxeadora mexicana se encuentra a muy poco tiempo de disputar la pelea más esperada de su carrera, segura de sus cualidades para conquistar el título supermosca femenil del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Será el próximo 3 de febrero en Atizapán de Zaragoza, donde Guadalupe “Lupita” Martínez realizará la segunda exposición del título ante una rival peligrosa como la “Torbellino”, quien se declaró lista para la batalla. “Considero que es la más esperada, he buscado esta oportunidad. No sé si sea la pelea más difícil porque he enfrentado a otras peleadoras con diferentes cualidades o capacidades, de mucho respeto, pero sí es la pelea más esperada para mí”, aseguró.

De visita en los “Martes de café” del CMB, la ex campeona mundial reconoció que uno de sus sueños siempre ha sido ser campeona mundial absoluta del organismo verde y oro, algo que la tiene motivada para retar a la mexiquense.

“Simplemente tengo la motivación de que será por el CMB, siempre he querido ser campeona absoluta de este organismo del que fue presidente Don José (Sulaimán) que fue prácticamente mi padrino, es una motivación y qué mejor que poder ser campeón absoluto”.

Con casi mes y medio de trabajo en Toluca, reconoció que la preparación ha sido intensa, pues enfrentar a la monarca mundial así lo amerita, a la que buscará sorprender y destronar. “Hacemos sparring con rivales que tienen su forma de pelear, hay que eliminar o abarcar todas las posibilidades, llegar de la mejor forma y preparación.

Ella es fuerte, tiene constancia, condición física, ha manifestado que irá para adelante, entonces esperamos sorprenderla con un estilo diferente”, comentó. Todavía con algunos kilos de más, pero segura de que no tendrá problema en marcar las 115 libras, dijo que ha trabajado mucho en su pegada y fortaleza, “me siento con las cualidades de ir por ese título”.
Información de: Quadratín