Ahora que China enfrenta una masiva crisis de contaminación Shenzen, China, es la primera del mundo en la que el total de la flota de ómnibuses del sistema público ahora son totalmente eléctricos, dejando atrás por fin los hidrocarburos.

Para hacerse una idea, la flota de 16.000 ómnibuses que moverán a los 11.91 millones de habitantes de Shenzen, ciudad sureña fronteriza con Hong Kong, son más en cantidad que las de cinco grandes ciudades norteamericanas (Nueva York, Los Ángeles, Nueva Jersey, Chicago y Toronto) sumadas todas.

El logro es resultado de un plan de seis años con el que la administración de la ciudad logró eliminar los altamente contaminantes vehículos de diesel. Los nuevos autobuses son de la marca BYD, que tiene su sede principal en esta ciudad.

Asimismo, para el año 2020 la ciudad también reemplazará la totalidad de la flota de taxis por autos eléctricos.

Con info de: lr21.uy