Mujer fue detenida cuando descubrieron que intentó ingresar cocaína a la cárcel de Aguascalientes, fue dentro de los huesos de un pozole como planeaba lograr su cometido.

Con el pretexto de llevar un rico pozole a su hijo el día de visita, la madre, identificada como Esthela “N” de 40 años, le sacó el tuétano a tres huesos y colocó envoltorios con cocaína y cristal, de acuerdo a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

Fue en el Cereso de Aguascalientes,  que los oficiales de la Policía Penitenciaria, al revisar la comida, descubrieron los 11 envoltorios con la droga.

Ese mismo día, se detuvo a otra mujer de 46 años, quienes iban a visitar a su hijo Juan, pero al revisarla, encontraron en sus partes íntimas un globo de cinco centímetros que contenía envoltorios con cocaína y mariguana.

Ambas féminas fueron trasladadas a la fiscalía federal.