Los Ángeles.- La Academia del Premio Oscar aprobó nuevos estándares de conducta en los que pide a su membresía un comportamiento ético y de respeto a la dignidad humana, luego de la expulsión del productor Harvey Weinstein, quien está acusado de numerosos abusos sexuales.

En una reunión celebrada el martes, la Junta de Gobernadores de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas (AMPAS) aprobó los nuevos “Estándares de Conducta”, a los cuales se prevé que sus ocho mil miembros se adhieran.

El texto fue redactado por un “grupo de trabajo especialmente formado”, dirigido por el miembro de la Junta de Gobernadores, David Rubin, y enviado por correo electrónico por la directora de la Academia, Dawn Hudson, a todos los miembros de la academia.

La medida se produce después de la expulsión de Harvey Weinstein de la organización, luego de un aluvión de denuncias en su contra por abuso sexual, hostigamiento y agresión.

Weinstein se convirtió en la segunda persona expulsada de la Academia y la primera por motivos relacionados con el abuso sexual.

En el texto enviado a la membresía de la Academia se establecen las nuevas normas de conducta.

“La membresía en una academia es un privilegio que se ofrece a sólo unos pocos dentro de la comunidad global de cineastas”, recordó la resolución.

“Además de lograr la excelencia en el campo de las artes y las ciencias cinematográficas, los miembros también deben comportarse éticamente al defender los valores de la Academia de respeto por la dignidad humana, la inclusión y un entorno de apoyo que fomente la creatividad”, enfatizó.

“La Academia pide a los miembros que asuman su responsabilidad de afirmar estos principios y actuar cuando se violen estos principios”, añadió.

“No hay lugar en la Academia para las personas que abusan de su estatus, poder o influencia de una manera que viola los estándares reconocidos de la decencia”, advirtió la Academia en su texto.

“La Academia se opone categóricamente a cualquier forma de abuso, acoso o discriminación por motivos de género, orientación sexual, raza, etnia, discapacidad, edad, religión o nacionalidad”, puntualizó.

“La Junta de Gobernadores cree que estos estándares son esenciales para la misión de la Academia y reflejan nuestros valores”,  agregó.

“Si la Junta de Gobernadores determina que algún miembro ha violado estos estándares o ha comprometido la integridad de la Academia con sus acciones, la Junta de Gobernadores podrá tomar cualquier acción disciplinaria permitida por los Estatutos de la Academia, incluida la suspensión o expulsión”, subrayó.