Susana estaba cansada de que su tarjeta de débito fuera clonada, era la tercera ocasión que presentaba una queja en contra de su Institución Financiera por cargos no reconocidos, y lo que no terminaba de entender era como le pasaba siempre a ella, como se la clonaban y tampoco le quedaba claro en dónde se la clonaban.

Todos hemos escuchado casos similares al de Susana, ¿y es que quién no conoce a alguien que haya tenido cargos no reconocidos en su tarjeta?, lo primero que tenemos que observar es que no todos los casos de cargos no reconocidos son por clonación de tarjetas y que en la mayoría de los asuntos los cargos no reconocidos derivan de una falta de cuidado por parte de nosotros mismos para proteger nuestros productos financieros.

La clonación de tarjetas se realiza a través de un dispositivo que se llama skimmer, que es un dispositivo electrónico que realiza una copia de los datos de tu tarjeta. Esto se realiza usualmente al pagar la gasolina, en cajeros automáticos o en tiendas. Una vez que se copiaron los datos, se descargan en una tarjeta en blanco llamada paloma, que solo tiene chip; con ella el criminal puede ir a tiendas departamentales, de conveniencia o a cualquier lugar y realizar las operaciones que requiera, incluso retirar efectivo.

Para que no te clonen tu tarjeta lo más importante que tienes que considerar es no perderla de vista en ningún momento, y no permitir que alguien la pase en ningún dispositivo diferente a la TPV. Es importante que, si tienes cargos no reconocidos acudas a tu sucursal y pidas un cambio de plástico, considera que cambiando el plástico no podrás volver a sufrir de clonación de tus datos bancarios.

El tallado de tarjetas, es otro método de robo, que se llega a confundir con la clonación de tarjetas. Este tipo de fraudes se realiza en los cajeros automáticos, y regularmente opera en grupos. Dentro del cajero una persona te hace la plática y te distrae mientras cambia tu plástico, posteriormente un segundo cómplice entra al cajero y en lo que tratas de realizar una operación con la tarjeta que no es tuya, observa tu NIP y lo memoriza para realizar transacciones a tu nombre

Mientras que el comercio electrónico es la otra forma en la que llegan a haber cargos no reconocidos, como sabes el comercio electrónico es la compra y venta de servicios y bienes a través de internet. Los estafadores utilizan este medio para obtener tres datos: los 16 dígitos de tu tarjeta, la fecha de vencimiento y el código de seguridad, con estos tres datos pueden realizar las compras que ellos quieran.

Las principales recomendaciones para no sufrir de este tipo de fraudes son los siguientes: nunca pierdas de vista tu tarjeta, solicita que todos los pagos que realices sean a la vista, guarda tus comprobantes, al firmar verifica que tu nombre y monto sean correcto, no proporciones tu información personal por teléfono, correo electrónico o internet, en el cajero automático no recibas la ayuda de nadie y cubre tu NIP al momento de digitarlo.

Contacto en redes.

Twitter: @silviafdzm

Facebook: Silvia Fernández Martínez