El canciller Luis Videgaray lamentó la salida del gobierno de Estados Unidos del Pacto Global sobre Migración, ya que advirtió ningún país, puede enfrentar el fenómeno migratorio por sí mismo.

 

En la reunión preparatoria hacia el Pacto Global en Puerto Vallarta, Videgaray señaló que México no cree en la criminalización del migrante y tampoco cree en los muros sino en los puentes.

 

Pese a la decisión del gobierno estadounidense, el canciller reconoció, que cualquier país en el ejercicio pleno de su soberanía y el derecho de definir sus políticas migratorias algo que México respeta, a lo que, apuntó, nuestro país seguirá trabajando muy de cerca y de manera constructiva con ese país.

 

“Son cerca de 12 millones de mexicanos los que viven en Estados Unidos y nuestra relación es intensa no solamente en materia comercial, o de inversiones, sino también en materia migratoria”, mencionó.

 

“Seguiremos manteniendo una relación basada en los principios que promueve este esfuerzo para construir el Pacto Global: el respeto a los derechos humanos de los migrantes, el reconocimiento del valor para la sociedad con independencia de su estatus legal y por supuesto, la colaboración entre las naciones y el diálogo siempre respetuoso y de buena fe para mejorar las condiciones de los migrantes” agregó.

 

Videgaray sostuvo que la postura de México se basa siempre en principios, el respeto a la protección a la dignidad, a la seguridad y a los derechos humanos de los migrantes sin importar su estatus migratorio, además de condenar cualquier tipo de discriminación o racismo.

 

Asimismo el encargado de Relaciones Exteriores comentó que el país reconoce las aportaciones de los migrantes a la economía, a la sociedad y a la cultura a las naciones a las que llegan o por las que transitan.