A finales de verano de 2016 la Comisión Europea finalizó su investigación en relación a las ayudas fiscales que Apple había recibido de Irlanda. La investigación comenzó en 2014, concluyó en 2016 y ahora, más de un año después finalmente hay una solución al caso: Apple pagará los 13.000 millones de euros correspondientes a los impuestos no recaudados entre 2003 y 2014.

 

Mediante diferentes ayudas fiscales Apple pagaba muchos menos impuestos que otras empresas, permitiéndole así facturar desde Irlanda todas sus ventas en la Unión Europea. Desde 2003 hasta 2014 Apple pagaba un impuesto sobre sociedades entre el 1% y el 0,005%. Una cifra irrisoria en comparación a lo que debería haber estado pagando.

 

Si la investigación terminó en agosto de 2016 ¿por qué se ha retrasado tanto el pago? Porque Irlanda no quería aceptar ese dinero, aceptar el dinero que les debe Apple significa aceptar que han estado aplicando unas ayudas fiscales ilegales. En consecuencia, aceptar que estas ayudas también las han recibido otras grandes compañías que tienen sus sedes europeas en Irlanda. Por parte de Apple también han luchado con uñas y dientes para evitar pagar estos impuestos.

 

13.000 millones de dólares para las arcas de Irlanda en el primer trimestre de 2018

 

Según indica Reuters, finalmente Apple y el gobierno de Irlanda han llegado a un acuerdo mediante el cual los 13.000 millones de euros en impuestos retrasado serán pagados durante el primer trimestre de 2018. Así lo indica el ministro de finanzas Paschal Donohoe:

 

Hemos llegado a un acuerdo con Apple en relación con los principios y el funcionamiento de la cuenta de depósito en custodia (…) Esperamos que el dinero comience a transmitirse a la cuenta durante el primer trimestre del próximo año.

 

Todos estos cambios evidentemente han tenido consecuencias. Estas últimas semanas se descubrió la reorganización de las subsidiarias fiscales de Apple en Europa. La empresa comunicó tanto a Estados Unidos como a la Comisión Europea y a Irlanda su intención de trasladarse de Irlanda a la Isla de Jersey en 2015, y así lo están haciendo. ¿A qué se debe este cambio exactamente? Según Apple a que su intención es mantener el pago de los impuestos por beneficios generados en el extranjero en Estados Unidos.