Durante la 114 Sesión Solemne de Cabildo y conforme lo marca la ley, el Alcalde Víctor Estrada entregó al Ayuntamiento el Segundo Informe de Gobierno de manera escrita y electrónica, donde destacó que se mantuvo una disciplina administrativa que redujo casi 30 por ciento los gastos de nómina del ayuntamiento, bajó el nivel de deuda y que se ha buscado solventar con justicia los laudos millonarios dejados por anteriores administraciones.

Apuntó que, al mismo tiempo, fueron ampliados los programas educativos y sociales con la única consigna de que sean entregados a quienes realmente lo necesitan.

“Para muchos, los pasos de esta administración pueden ser cortos, pero nadie puede negar que han sido firmes y constantes, porque en el deporte aprendí que los mejores resultados no se alcanzan con un año de entrenamiento, requieren constancia y trabajo para lograr las más altas metas”.

El presidente municipal Víctor Estrada Garibay señaló que esta administración está abierta al escrutinio de la ciudadanía, “respetamos a quienes no estén de acuerdo con las políticas aplicadas, pero rechazamos a quienes escudan su interés político bajo el simple argumento falaz de que no se ha hecho nada”.

“Ahí están las obras, los apoyos, las patrullas, las lámparas, los arcotechos, parte de un proyecto de mejora de nuestro municipio que a partir de este año comienza a hacerse más notable”.

Víctor Estrada agradeció a su esposa y presidenta del DIF municipal, América Rangel, que sin cobrar salario, trabaja incansablemente por ampliar la cobertura médica del sistema, mejorar los apoyos a las personas con discapacidad y por incluir a Cuautitlán Izcalli en uno de los pocos municipios que se preocupa por fomentar la protección de las niñas, niños y adolescentes.

Asimismo reconoció a las fuerzas políticas del Cabildo que desde el primer día han sido congruentes con la necesidad de mejorar los servicios que se ofrecen a los izcallenses.

“En dos años esta administración ha trabajado para poner fin al rezago encontrado en seguridad, vialidades y servicios públicos para, a partir de ahí, iniciar una transformación de Cuautitlán Izcalli que permita su mejora urbana, su crecimiento económico, pero principalmente lo convierta en un mejor lugar para vivir para los niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, de cualquier estrato social”.

Comentó que ante los tiempos electorales que se avecinan prometer no empobrece y utilizar la demagogia será herramienta fácil, sin embargo habrá que actuar con responsabilidad y bajo un entorno económico que se complica con la reconstrucción de la Ciudad de México y varios estados del país, así como las negociaciones con el principal socio comercial del norte.

“Este panorama ya presionan las participaciones de los municipios en el próximo presupuesto y requiere de una mayor disciplina en el gasto, que no pasa por recorte de la alta burocracia como muchos prometen”.

“La disciplina aplicada en el gasto de nuestro municipio y la mejora de nuestra recaudación nos hace decir, sin ninguna duda, que para Cuautitlán Izcalli lo mejor está por venir”.

Finalmente recordó que mediante un diálogo abierto con los izcallenses y a través de las redes sociales oficiales, dará a conocer avances logrados en seguridad, servicios públicos, obra y apoyos sociales.