Al parecer José Luis Jair Soria, mejor conocido como Shocker, se encontraba en estado de ebriedad al momento de agredir a una sexoservidora y destrozar el cuarto de hotel en el que se encontraban.

Los destrozos que el luchador provocó en el cuarto de hotel le salió caro pues tuvo que pagar alrededor de 30 mil pesos por la reparación de los daños.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) fueron quienes tras la agresión y los destrozos,llevaron a José Luis Soria al Ministerio Público de Coyoacán.

Tras la detención, se supo que el luchador se encontraba alcoholizado y el establecimiento de Tlalpan interpuso una demanda contra el atleta por la reparación de los daños.

Hasta el momento, ni Shocker ni su abogado han dado alguna declaración al respecto.