La reforma energética da resultados y cada vez serán más evidentes. Ese es uno de los mensajes que dejó el evento del presidente Enrique Peña Nieto en Hidalgo donde reveló el descubrimiento de un nuevo yacimiento petrolero. Para 2018 buena parte de las reformas aprobadas en el sexenio deberán mostrar su efectividad.

De forma muy particular este hallazgo resulta particularmente positivo para Petróleos Mexicanos; la empresa productiva del Estado requiere ser beneficiaria directa de las ventajas de la reforma en el sector debido a su carga nacionalista. Así ahuyenta las amenazas de que sus disposiciones serán canceladas si gana cierto candidato de izquierda.

Lo que sabemos del campo, llamado Ixachi-1:

– Se ubica al sur del puerto de Veracruz.

– Podría representar reservas totales de alrededor de 350 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

– Contiene gas con alto contenido de condensados útiles en el proceso de refinación y la petroquímica.

– Su capacidad es similar a los descubrimientos reportados hace un par de meses por empresas privadas con el pozo Zama-1.

– De resultar exitoso se confirmaría la posible continuidad de la conocida Faja de Oro.