Ana es mamá soltera y desde hace 15 años colaboraba en una empresa de telas, la paga no era mucha, pero le da la oportunidad de cubrir sus gastos esenciales y los de sus dos hijos, sobre todo el tema de la escuela y las enfermedades. Hace unos días, la directora de recursos humanos le informo del recorte de personal al que se tendría que enfrentar la empresa debido a las bajas ventas que estaban teniendo, dándole así una última quincena y un finiquito que ella sabía no cubriría ni sus gastos esenciales.

Ana estaba devastada, no sabía dónde iba a encontrar un trabajo rápido que le permitiera cubrir sus gastos esenciales y los de su familia. Su amiga del trabajo le platico que hoy en día la ley le ofrece el beneficio de disponer de parte de los recursos de su Afore en caso de desempleo, evidentemente el monto de ahorro que puedas retirar dependerá del régimen en el que te encuentras cotizando. El trámite se realiza ante el IMSS y la Afore, y para solicitarlo debes tener al menos 46 días en situación de desempleo, no haber ejercido este derecho durante los 5 años anterior al trámite y tener tu Expediente de Identificación de Trabajador actualizado.

Cuando Ana acudió a su Afore a realizar el trámite le explicaron que podía retirar la cantidad que resulte menor entre 75 días de tu sueldo básico de los últimos 5 años o el 10% del saldo registrado en tu Subcuenta de Retiro, Cesantía en edad avanzada y Vejez. Si el trabajador del régimen del Artículo Décimo Transitorio puede retirar hasta el 10% del saldo reflejado en la Subcuenta del Retiro.

Recuerda que, al realizar un retiro parcial por desempleo, el IMSS efectuará un descuento de semanas cotizadas que será proporcional al monto de los recursos retirados de la subcuenta. No obstante, podrás recuperar las semanas realizando aportaciones parciales o totales a dicha subcuenta.

Contacto en redes.

Twitter: @silviafdzm

Facebook: Silvia Fernández Martínez