El presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, evaluaron los avances de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que ambos países sostienen con los Estados Unidos. Al respecto de la cláusula de Donald Trump para que se revise el acuerdo comercial cada cinco años, y la posibilidad de que alguna de las partes abandone la mesa de negociación así respondieron:

 

“México apuesta por un acuerdo que convenga a las tres partes, pero no podemos ser rehenes de una sola postura… Hemos trabajado en diversificar otros mercados, tenemos como socios a los integrantes de la Alianza del Pacífico… Más allá de las versiones pesimistas que buscan meter ruido a la negociación estaré atento a las mesas de diálogo. Ayer hablé con el presidente Trump y coincidimos en buscar mecanismos creativos que nos permitan avanzar. “, afirmó Peña Nieto.

 

Por su parte, Justin Trudeau aseguró que su país no abandonará la mesa de negociación del TLCAN. Resaltó los beneficios económicos del tratado para los tres países: “Vamos a buscar la mejor manera de profundizar los vínculos entre los tres países… El presidente Peña Nieto y yo coincidimos en que las inversiones son el camino del éxito… Hablamos sobre las reglas laborales para mejorar la vida de todos nuestros ciudadanos”.

 

Esto, ante la molestia de Canadá y Estados Unidos por lo que consideran es una competencia desleal del gobierno mexicano, debido a que la mano de obra barata en nuestro países ha provocado que sus compañías automotrices instalen sus plantas en territorio azteca, desairando a sus propios trabajadores. El asunto es uno de los que más tensión han generado en las mesas para modernizar el tratado

 

trudeau_epn_1200notas20121017.jpg

 

Sobre este asunto el presidente Enrique Peña Nieto respondió: “México no quiere ser competitivo por tener bajos salarios. México quiere ser competitivo por su cadena de productividad y su calidad”.

 

Los consensos

“Acordamos seguir trabajando en lograr un acuerdo que convenga a los tres países. Señor primer ministro su presencia confirma el momento clave que vivimos en la relación diplomática entre Canadá y México… Somos socios y aliados, pero fundamentalmente somos amigos, valoramos la defensa del libre comercio… En México hay más de tres mile empresas con inversión canadiense. En materia de turismo 1.7 millones de turistas de ese país visitaron México en el último año”, dijo Peña Nieto.

 

Coincidieron en continuar con la promoción del programa de Trabajadores Agrícolas Temporales, en el que hasta el momento han participado 20 mil mexicanos. Además destacaron las inversiones por 4 mil millones de dólares en el sector energético en nuestro país.

 

Por su parte, el premier canadiense, Justin Trudeau reiteró su compromiso en que se establezca un marco que beneficie de manera real y significativo a los ciudadanos de los países que integran el TLCAN. Agregó que espera que Canadá y México puedan seguir con el intercambio comercial por muchos años.

 

México agradece apoyo por el 19-S

Por cierto, Peña Nieto agradeció el apoyo del gobierno canadiense a los damnificados de los sismos de septiembre pasado en Ciudad de México, Oaxaca, Chiapas, Morelos, Puebla, Tabasco y Guerrero. Mientras que Trudeau expresó sus condolencias a las familias de las víctimas y dio las gracias al gobierno mexicano por ayudar a su país durante los incendios forestales del año pasado.

 

Reunión en Palacio Nacional

En las horas previas al mensaje, el presidente Enrique Peña Nieto recibió en el Palacio Nacional al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien realiza una visita a México en medio de las tensas negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre ambos países y los Estados Unidos.

 

Cabe recordar que en estos momentos México, Canadá y Estados Unidos realizan la cuarta ronda de negociaciones del TLC en Washington y Donald Trump no ha perdido oportunidad para revivir sus amenazas de salir del acuerdo, incluso de ir solo en un pacto bilateral con los canadienses.

 

Los detalles de la ceremonia

Como lo marca el protocolo, el presidente de México, en compañía de la primera dama, Angélica Rivera de Peña, le dio la bienvenida oficial al premier canadiense, quien sorprendió al descender de un auto de lujo junto con su esposa, Sophie Gregoire. Enseguida se escucharon los himnos de ambas naciones y después Peña Nieto le presentó a la comitiva mexicana, Trudeau hizo lo propio con su equipo.

 

Además los dos líderes pasaron revista a las tropas de honor; se trasladaron al Salón Tesorería por la Escalera Monumental, donde Peña Nieto le dio una explicación del mural de Diego Rivera que se encuentra en el cubo de esa estructura.

 

Después se dirigieron al Salón Embajadores, donde tuvieron un encuentro ampliado con sus comitivas, pasaron al Salón de Recepciones donde firmaron la fotografía oficial e intercambiaron obsequios; por último fueron a las oficinas del mandatario mexicano, donde sostuvieron una reunión privada.