Margarita Zavala entregó este jueves ante el INE su solicitud como candidata independiente a la Presidencia de la República para el 2018, tras haber renunciado al PAN tras 33 años de militancia.

Entre porras y seguidores, y sin su esposo el expresidente Felipe Calderón, llegó Zavala a las instalaciones del INE, donde realizó los trámites correspondientes ante la ventanilla.

Posteriormente, mostró a la prensa su respectiva solicitud de registro.

MI RENUNCIA NO FRAGMENTÓ AL PAN

En pasados días, Margarita Zavala rechazó que con su renuncia al PAN haya fragmentado el voto para el 2018 y haya dejado la mesa puesta al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y a Andrés Manuel López Obrador.

Y admitió que con su salida busca sacudir a aquellos panistas que se han resignado a la crisis del PAN.

“Ojalá mi renuncia realmente sacuda a muchos resignados (…) Mi salida y mi renuncia no es causa de división, es la consecuencia de una división interna que ha aislado a quienes piensan distinto de Ricardo Anaya; eso es lo que ha pasado, esa es la división”, dijo.

En entrevista con El Sol de México, la ex primera dama argumentó que “lo que beneficia a López Obrador como al PRI es la indefinición de Acción Nacional, las decisiones antidemocráticas, el no cuidar al partido”.

Reprochó a Anaya controlar los órganos de gobierno interno del PAN y cerrar la puerta a los ciudadanos.

“Eso es lo que ha beneficiado al PRI. Realmente lo que beneficia al PRI es esa actitud antidemocrática propia de priistas contra los que siempre luchamos en Acción Nacional’’.

Consideró que México está en una gran encrucijada que es ver las alternativas para dejar atrás al PRI de la corrupción y al PRI de los 70 representado en López Obrador.

“Es un traje viejo, chico que está muy lejos de ser democrático”, sostuvo.