Para muchos, las turbulencias son uno de los principales temores y desafíos a la hora de abordar un vuelo. Estos eventos llegan a provocar serias lesiones a pasajeros y miembros de la tripulación además de mucho miedo. La mala noticia para ellos es que estas emergencias seguirán ocurriendo y con mayor frecuencia.

De acuerdo a un estudio llevado a cabo por la Universidad de Reading, en el futuro habrá mayor cantidad de turbulencias en los vuelos debido al cambio climático.

La investigación indica que este fenómeno climático aumentará perceptiblemente la cantidad de turbulencia severa mundial para 2050-2080, según la información que comparte la agencia Europa Press.

Así, las turbulencias a una altitud crucero de trece mil metros se incrementarán sobre el Atlántico Norte (más de 180 por ciento), Europa (más de 160 por ciento), Norteamérica (más de 110 por ciento), Pacífico Norte (más de 90 por ciento) y Asia (más de 60 por ciento).

 

Con info de: Noticiasambientales.ar