Ciudad de México.- Con casi 35 años en el mundo de la música, los Red Hot Chili Peppers volvieron a subir a los escenarios en México. Luego de su última presentación en el 2013, la agrupación estadounidense regresó con su energía característica y un nuevo disco bajo el brazo. Por ahora, brindarán dos conciertos en el Palacio de los Deportes en la Ciudad de México, este 10 y 11 de octubre pero se rumora que podrían regresar a principios de 2018, para formar parte de un nuevo festival en Guadalajara, Jalisco.

Red Hot Chili Peppers nació en 1983 en Los Ángeles, California, y actualmente está integrada por Anthony Kiedis (voz), Flea (bajo), Chad Smith (batería) y Josh Klinghoffer (guitarra). Han sido galardonados con seis premios Grammy y cinco discos de platino, además de haber vendido más de 60 millones de discos en el mundo; el mayor premio fue su ingreso al Salón de la Fama del Rock and Roll en 2012. Actualmente promocionan su disco The Getaway, el álbum de estudio número 11 de los Red Hot Chili Peppers que ya alcanzó los primeros lugares de las listas de popularidad en todo el mundo. El disco debutó en el #1 de las listas de ventas de Billboard y en el #2 del Top 200 de Billboard.

La banda estadounidense siempre ha dado su opinión a favor de México, en cuestiones de política y aspectos sociales. Han criticado a Donald Trum por sus presiones hacia los mexicanos y la construcción del muro. Una de las canciones del nuevo álbum, llamada We turn red, hay una referencia a México en la que Anthony Kiedis, cantante del grupo, escribió: “Eres mi vecino, hogar de los «seamos más valientes». Dame a todos los que están hartos, razas a las que admiramos”. El momento más sentido de la noche, cuando al apagar las luces se enciende una bandera de México y todos lo evocan al unísono. Tras las difíciles circunstancias por las que atraviesa el país la banda reitero su apoyo y contagió a los presentes energía y motivación.