El tesoro que Javier Duarte de Ochoa mantenía a resguardo en una bodega en la ciudad de Córdoba, Veracruz, fue revelado por la Fiscalía General de esa entidad, artículos entre los que resaltan 115 cuadros, pinturas, lienzos y litografías; dos bolígrafos Mont Blanc; dos mil 366 cajas con paquetes escolares, así como 189 sillas de ruedas.

Acusado entre otras cosas del desvío de 570 millones de pesos, Duarte o su esposa Karime Macías tienen aún la posibilidad de recuperar esos bienes, pues según lo publicado en la Gaceta Oficial del estado el pasado 6 de octubre, existen noventa días naturales, contados a partir de la publicación de la notificación, para comprobar su legal propiedad.

Una llamada anónima llevó a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y a la Fiscalía a dar con la bodega propiedad del exmandatario y de su esposa. De acuerdo con procedimientos, el 17 de febrero pasado la Fiscalía previno a Jorge Rafael Moreno Fierro, interesado o representante legal o propietario de la bodega Comercializadora y Distribuidora Iszztmo, S.A. de C.V, en la cual fueron localizados decenas de bienes, para que no ejerciera actos de dominio sobre los bienes asegurados en la colonia Paraíso de Córdoba, Veracruz.

Ahora, según lo publicado, transcurridos todos los requerimientos legales y tras ser sancionado por los jueces correspondiente, los bienes causarán abandono a favor de la Fiscalía General del estado, previa enajenación y liquidación que prevé la legislación aplicable.

La ley también determina que el aseguramiento de bienes o su conversión a numerario implican que éstos entren a erario.

El listado cuenta 115 cuadros, pinturas, lienzos y litografías; dos bolígrafos de la marca Mont Blanc y 56 reconocimientos de todo tipo. También, una vajilla de porcelana color blanco con detalles dorados y el escudo de Veracruz de la marca Deshduleres, hecha en Francia; cuatro maletas para golf; nueve edredones; 74 bienes muebles, así como balones de futbol, pergaminos con fotografías de Benedicto XVI, diversas cajas con más de 400 puros, dos mil 366 cajas con paquetes escolares, 189 sillas de ruedas, 16 pares de muletas, 136 andaderas, 229 bastones, así como 63 bocinas y 77 estéreos. A la fecha se desconoce el monto económico que implica este listado de artículos.

Entre los objetos personales destacan diarios de la ex primera dama del estado, donde están escritos números de cuentas bancarias en México y el extranjero, además de una relación con direcciones de casas y departamentos de su propiedad tanto en el país como fuera.

Desde el momento del aseguramiento, personal de la PGR quedó al resguardo de la bodega. “Hemos encontrado en este lugar un cúmulo de documentos que presumiblemente vinculan a la señora Karime Macías de Duarte para planear, preparación y ejecuciones para el uso de recursos públicos para beneficio personal y de familiares”, señaló en aquel momento el gobernador Miguel Ángel Yunes.

Detalló que en las libretas anotaba de puño y letra todo lo que tenían en su poder y nombre de personas vinculadas a la familia Duarte-Macías, incluso un mapa dibujado por la propia Macías de Duarte.