Luego de los sismos de septiembre pasado que dejaron severas afectaciones en varios estados del país, el trabajo de reparación de infraestructura hídrica ha sido arduo y a la fecha, 95% del servicio de agua está restablecido en las zonas afectadas, afirmó el presidente Enrique Peña Nieto.

 

En la inauguración del 23 Congreso Internacional de Riego y Drenaje, aseveró que ha sido necesario rehabilitar o sustituir casi 900 obras hidráulicas, con un costo cercano a los mil millones de pesos.

 

En ese sentido reconoció la labor de los gobiernos estatales y municipales, así como de Ciudad de México, y de manera especial del personal de la Conagua, por su compromiso para restablecer el abasto del líquido.

 

“Gracias a la fortaleza de las instituciones y la participación altruista de los voluntarios, principalmente jóvenes, México está de pie”, expresó el mandatario federal.