La defensa de Mónica García Villegas, dueña del Colegio Enrique Rébsamen, tramitó un amparo para evitar una posible detención por su responsabilidad en el derrumbe de la escuela donde murieron 19 niños y 7 adultos.

Sobre García Villegas también pesa una denuncia penal presentada por la delegada en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, quien también acusa a ex funcionarios de 2 administraciones pasadas por haber levantado la suspensión de actividades del colegio luego del pago de 21 mil pesos de una sanción derivada de la construcción de la planta extra.

En estas horas se informó que el amparo fue promovido por los mismos representantes legales que recibieron un citatorio para que se presentara a declarar el pasado lunes, solicitud que fue desatendida por García Villegas.