El Frente Ciudadano por México se pronunció de ir más allá de la entrega de sus prerrogativas del último cuatrimestre y anunció que impulsará una reingeniería presupuestal para el 2018, que combata el derroche de recursos, la discrecionalidad y opacidad, para generar una bolsa de 60 mil millones de pesos. Y con ello, un Fondo Nacional de Reconstrucción para los damnificados de los sismos del 7 y 19 de septiembre.

Los dirigentes nacionales del PRD, PAN y Movimiento Ciudadano -Alejandra Barrales, Ricardo Anaya y Dante Delgado, respectivamente- propusieron la creación de una contraloría ciudadana que garantice la absoluta transparencia de recursos ante la falta de confianza en el Gobierno federal.

Ricardo Anaya afirmó que la bolsa de 60 mil millones de pesos se conformaría por 48 mil millones de pesos de ahorros del gobierno federal y los otros 12 mil millones de los partidos políticos.
Explicó que se trata de una reforma constitucional que entraría en vigor de manera inmediata y no hasta el próximo proceso electoral.

“Todo el dinero de los partidos políticos representa muchísimo menos del 1% del total del presupuesto del gobierno federal, por eso este dinero no es suficiente, de ahí la exigencia de que el gobierno federal se apriete el cinturón”, insistió Anaya.

La iniciativa del Frente propone que el gobierno federal tenga ahorros con la reducción del 50% de plazas de mandos altos, del 50% de todo el personal que cobra por honorarios, eliminar el 100% de los viáticos, gasolinas y celulares, detalló el panista.

En ese sentido, Alejandra Barrales destacó que no se tiene confianza en el gobierno federal y es por ello que se propone la creación de un fondo.

Barrales admitió que no existe confianza de la ciudadanía ni de los partidos de oposición para poner en manos de la administración federal recursos para la atención de la emergencia.