La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitió a trámite el caso de Diego Cruz Alonso, uno de los cuatro jóvenes identificados como “Los Porkys”, quien fue detenido por violar a la menor de edad Daphne “N”, caso que provocó polémica porque un juez federal ordenó la libertad del acusado.

El caso, está en manos de la ministra Norma Piña, quién deberá analizar todos los elementos del mismo y determinar en los próximos días, si se ejerce o no la facultad de atracción solicitada, o regresa el caso a tribunales de Veracruz.

El expediente y constancias del caso, fueron enviados a la Primera Sala de la Corte desde el pasado 9 de agosto por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal con sede en Boca del Río, Veracruz, quien pidió a la Corte, la atracción de este.

En contexto, el 3 de enero de 2015, cuatro amigos de familias adineradas de Veracruz, entre ellos Diego Cruz, presuntamente obligaron a la menor a subir a un auto donde presuntamente abusó el acusado de ella, por lo que Cruz fue detenido en España y extraditado a nuestro país.

La petición, está relacionada con el amparo en revisión 206/2017 que impugnó la sentencia del juez Tercero de Distrito de Veracruz, quien amparó a Diego Cruz a finales de marzo por “no hallar evidencias suficientes” sobre el abuso sexual sufrido por la joven Daphne.

Esta polémica decisión provocó que el Consejo de la Judicatura Federal suspendiera al juez Anuar González para ser investigado.

Posteriormente el Juzgado Tercero de Distrito del Estado de Veracruz, encabezado ahora por Maribel Rodríguez Rojas, secretaria de Juzgado y encargada del mismo tras la suspensión del juzgador González Hemadi, turnó el caso al tribunal luego de que la Fiscalía veracruzana interpusiera ante el Poder Judicial un recurso de revisión contra la sentencia.

Según los magistrados del Colegiado veracruzano, la Corte podría determinar si “tratándose de un acto intencional obsceno como el manoseo, tocamiento, roce o frotamiento, ineluctablemente debe existir ese fin o intención lasciva del sujeto activo; o bien, si cualquier acto intencional obsceno ejecutado sobre una parte íntima del cuerpo del sujeto pasivo, puede dar lugar a la materialización del abuso sexual, a que alude el tipo penal de pederastia que se le imputa al quejoso”.

Este miércoles, el presidente de la Corte, Luis María Aguilar Morales, notificó al Segundo

Tribunal Colegiado en Materia Penal con residencia en Veracruz, que admitió a trámite la solicitud y turnó el expediente para su estudio, a la ministra Norma Lucía Piña Hernández.