Ciudad de México, México.- La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) sancionó a varias empresas de taxis y sus representantes por incurrir en prácticas monopólicas tarifarías en la prestación de servicios de transporte con origen y destino en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

En un comunicado, dio a conocer que las agrupaciones de taxistas firmaron el 11 de abril de 2011 un acuerdo en el cual decidieron contratar de manera conjunta a Santaló Estudios y Proyectos (SEPSA) para que elaborar un estudio tarifario.

Lo anterior, con el objetivo de determinar los precios que en el futuro debían registrar y cobrar por el servicio de taxi para mejorar sus ingresos.

Expuso que los sitios de taxis entregaron a la consultora información estratégica que en condiciones normales de competencia las empresas no comparten, como sus costos de operación, tarifas, ganancias, número de unidades y estadísticas de ventas, entre otras.

Dijo que SEPSA proporcionó a cada una de las agrupaciones el estudio tarifario, en el que definió un esquema y recomendaciones para determinar las “tarifas competitivas” que cobrarían hasta el año 2021 por el servicio de taxi.

Indicó que, a su vez, los permisionarios de las agrupaciones, con excepción de una, registraron ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes las tarifas recomendadas por el estudio y en agosto de 2011 aumentaron el precio ofrecido por el servicio.

En ese contexto, la Cofece informó que la conducta afectó a los usuarios del aeropuerto, e incluso a otros participantes en mercados relacionados con la terminal, como en el transporte aéreo de pasajeros, cuya competitividad depende de los distintos costos en los que incurre un viajero.

Estimó que la práctica afectó a cuando menos 12 millones de personas y que el daño al mercado, calculado en función del sobreprecio que pagaron los usuarios entre agosto de 2011 y diciembre de 2015, fue de 771 millones 713 mil pesos.