Los bosques constituyen uno de los ecosistemas más valiosos del planeta,  albergan casi el 70% de la biodiversidad de la Tierra, ayudan a mantener el equilibrio ecológico, proveen diversos servicios ambientales como; producción de oxígeno, captación de bióxido de carbono, reducción de la contaminación del aire, mantienen y garantizan la fertilidad del suelo, controlan la erosión, son captadores de agua, controlan la humedad, generan hábitat para la vida silvestre y proveen de alimento.

Los bosques y selvas tardaron entre 60 y 100 millones de años para evolucionar, es el ecosistema más antiguo y más complejo albergando una gran variedad de flora y fauna silvestre.

Es una realidad que nuestros bosques están amenazados por diferentes factores, como la degradación, fragmentación y conversión del uso del suelo, la expansión de la frontera agropecuaria, la mala ordenación urbana, incendios forestales, la explotación ilegal de recursos maderables y no maderables, el sobrepastoreo, la contaminación atmosférica, la pérdida de la biodiversidad, el daño a las cuencas hidrográficas, el deterioro de la calidad de vida y la reducción de oportunidades para el desarrollo de las comunidades indígenas y rurales, lo que se traduce en pobreza.

 

La Sustentabilidad forestal, herramienta de crecimiento

En México, el desarrollo forestal es visto como una estrategia de política pública de gran impacto en la conservación y protección de los ecosistemas, se busca transformar el manejo forestal tradicional analizando las múltiples interacciones que los caracterizan, desde un punto de vista filosófico, político, social, económico, cultural y ambiental, además de empoderar a las comunidades en la toma de decisiones y consolidar el profundo cambio de actitud para buscar el desarrollo sustentable y sostenible de los recursos forestales.

En México, la reforma agraria se ha realizado de manera temprana, significando el reconocimiento de los derechos de propiedad sobre sus tierras a comunidades indígenas, a las que se les restituyeron sus territorios o a grupos de campesinos a los que se les dotó de ejidos. En la actualidad, la mayor parte de la superficie forestal es propiedad de ejidos o comunidades.

Los bosques generan una fuente importante de ingresos para las comunidades indígenas y rurales, su manejo constituye una alternativa real de protección y conservación de los ecosistemas y biodiversidad. La experiencia y el manejo les han mostrado que el bosque es un recurso renovable que se puede aprovechar sin ser degradado.

Debido a las condiciones megadiversas de México no es posible definir un solo sistema de manejo que sirva para aprovechar el potencial productivo de sus ecosistemas encaminados a la sostenibilidad. Se deben desarrollar estrategias que permitan adaptar las prácticas de manejo a las condiciones específicas de cada situación, además de implementar mecanismo de innovación y mejora continua en  los sistemas de manejo forestal.

El Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS), asociación civil dedicada a promover en las comunidades el aprovechamiento sustentable de sus recursos forestales, precisa que en los últimos 25 años el manejo forestal comunitario ha colocado a México en una posición destacada a nivel mundial. Esta práctica, a menudo relacionada con la conservación de los bosques y la mitigación del cambio climático ha logrado que hoy en día más de dos mil comunidades aprovechen de manera sostenible sus recursos forestales, a la par que velan por la protección y conservación de dichos territorios y de la biodiversidad que alojan.

Un ejemplo de este desarrollo forestal sustentable y con la ayuda del CCMSS, la comunidad de Agua Bendita ha aprovechado sustentablemente sus recursos forestales, extrayendo anualmente un promedio de 2,757 metros cúbicos de madera de forma sostenible, manteniendo el bosque en condiciones óptimas de salud y generando empleos y otros beneficios sociales a 98 ejidatarios y sus familias. Esta comunidad se ubica en el municipio de Amanalco, a 2 horas de la Ciudad de México, y se encuentra dentro del Área Natural Protegida de Recursos Naturales Zona Protectora Forestal de las Cuencas de los ríos Valle de Bravo, Malacatepec, Tilostoc y Temascaltepec. Cuenta con 2,279 hectáreas, de las cuales el 70% son bosques de oyamel y pino.

Es importante destacar que esta comunidad  administra y ejecuta el manejo de sus recursos forestales, y cuenta con una certificación internacional, otorgada por el “Rainforest Alliance” (Alianza para los Bosques) bajo el estándar del “Forest Stewardship Council” (Consejo de Administración Forestal, FSC), certificación otorgada en el 2014.

En este sentido, el aprovechamiento sustentable y sostenible de los bosques es un medio para lograr el bienestar humano. La política que se ha encausado en México coincide con el enfoque de la Organización de las Naciones Unidas, que reconoce que el desarrollo de los países no podrá lograrse si se pierde la capacidad de los ecosistemas en brindar servicios ambientales.

El desarrollo forestal sustentable requiere de la construcción de estrategias a corto, mediano y  largo plazo, donde se integren e impulsen a las comunidades y se vinculen con las dependencias gubernamentales, organizaciones sociales, instituciones académicas, universidades, prestadores de servicios técnicos, etc. Mediante este esfuerzo y con la voluntad de las diferentes dependencias federales, estatales y municipales comprometidas en el desarrollo rural sustentable de los recursos naturales, se podrá desarrollar exitosas herramientas e instrumentos de gestión, capacitación, asistencia y desarrollo tecnológico, para apoyar la aplicación de programas dirigidos a la consolidación de comunidades forestales comprometidas con el desarrollo sostenible de sus recursos forestales, de esta manera garantizaremos la salud y continuidad evolutiva de nuestros ecosistemas, y que nuestras generaciones futuras puedan seguir disfrutando de los servicios que brinda esta extraordinaria riqueza natural.

 

*El autor es Médico Veterinario por la UAEMex. Ambientalista, incansable difusor de la protección, conservación y desarrollo sustentable de los recursos naturales, y promotor del trato digno y bienestar animal.

 

Contacto en redes

Facebook. Antero Carmona

Twitter. @antero_carmona