José Manzur Quiroga, secretario General de Gobierno confirmó que ya recibió respuesta positiva por parte de la Coordinación Nacional de Protección Civil sobre la petición de calificar como zona de desastre, tras las afectaciones, a más de 300 viviendas de Cuautitlán Izcalli durante la semana pasada por la elevación del agua luego de abrir las compuertas de la presa El Ángulo.

Reconoció que los problemas que realmente enfrenta el gobierno estatal y la población en estos días son las inundaciones también en Ecatepec, Nezahualcóyotl.

En tanto que siguen pendientes las solicitudes en torno al municipio de Nezahualcóyotl y Ecatepec, aunque pidió comprender los motivos del retraso, toda vez que es el encargado de atender a los damnificados de Chiapas y Oaxaca, por lo tanto debe estar sumamente ocupado y será hasta en los siguientes días cuando obtengan una resolución.

Amplió que por el momento se mantienen trabajando las direcciones de Protección Civil municipales, además de la estatal, en tanto que siguen pendientes sobre las solicitudes de auxilio que emanen de las localidades.

Señaló también que con el sismo del jueves de 8.2 grados Richter los daños en la entidad no son graves, tanto las escuelas como hospitales afectados son atendidos a través de las secretarías de Salud y de Educación, además de los presidentes municipales.