El presidente del PAN en la Ciudad de México, Mauricio Tabe Echartea aseveró que el Frente Ciudadano no será un cheque en blanco para el próximo Jefe de Gobierno ni tampoco implica un reparto de posiciones para nadie.

“La idea es construir un Frente que se convierta en principio en una alianza electoral y luego que se traduzca en una coalición de gobierno. El Frente no implica solamente un reparto de posiciones, sino una claridad de propósitos y el PAN va a ir a un Frente, no a una firma de un cheque en blanco, sino a una claridad de lo que quiere para el país y para la ciudad”.

Al participar en el Foro de Consulta para la Plataforma Electoral 2018 ‘Imagina un México Nuevo’, el también consejero nacional del blanquiazul afirmó que en la Ciudad de México es posible lograr un acuerdo porque los problemas de la capital no son ideológicos, son de política pública en donde debe haber compromiso con las otras fuerzas políticas con las pudiera construirse el frente.

Aclaró que, si bien ningún aspirante a la Jefatura de Gobierno no está descartado ni palomeado para encabezar la candidatura, lo primero es buscar y definir las coincidencias en torno al proyecto.

“Ahorita no podemos ni vetar a nadie ni ponerle la palomita a nadie porque si no, no vamos a construir el frente, ahorita los personajes se quedan en segundo término primero el propósito y después los personajes; no hay nadie descartado en el Frente”, aseveró.

Lo que sí aclaró es que quien encabece este frente político debe dar garantía de competitividad electoral y compromiso de que asumirá a cabalidad el programa de gobierno que se concrete.

Mauricio Tabe reiteró que el Acción Nacional en la Ciudad de México busca que su plataforma se materialice en políticas públicas con una fuerza importante en el próximo Congreso de la Ciudad y no quedarse sólo en consignas electorales o slogan de campaña.