Para 2070 una tercera parte de las especies de parásitos podría desaparecer lo que puede afectar dramáticamente a todos los ecosistemas.

¿La causa? Un reincidente tema en esta sección: El cambio climático.

Se trata de un estudio pionero que analiza simultáneamente a los parásitos y a los simbiontes no parásitos, es decir comensales o mutualistas de los animales en los que se hospedan.

Para ello, los autores utilizaron una gran base de datos global de los ácaros de las plumas de las aves, que actúan como “barrenderos” de las plumas de los pájaros.

El trabajo advierte de que los parásitos son uno de los grupos biológicos más amenazados de la Tierra. Este grupo de organismos incluye lombrices, tenias, gusanos, pulgas, garrapatas, piojos y otros parásitos.

El equipo de investigadores, que incluye 17 científicos de ocho países, pasó años rastreando el origen geográfico exacto de decenas de miles de especímenes de parásitos, añadiendo las coordenadas GPS, una información que ha sido esencial para este estudio y que ayudará en futuras investigaciones.

Una vez que la información geoespacial estaba completa, los datos se usaron para hacer predicciones sobre el futuro de los parásitos ante los cambios climáticos.

El modelo climático más catastrófico predijo que más de una tercera parte de especies de parásitos podrían desaparecer hacia 2070.

 

Con info de: Noticiasambientales.ar