En #CadenaVerde hemos mostrado los estudios de la ONU, que hablan de los daños de los plásticos en el mar. Pero no debemos olvidar que el agua potable es la principal fuente de nuestra subsistencia.

La UNESCO considera que los microplásticos en las vías navegables interiores son un problema cada vez mayor con enormes consecuencias perjudiciales.

Los microplásticos son pequeños pedazos de plástico on medida no mayor que 5 mm y se encuentran en todas partes en las vías navegables y los océanos. El informe describe las fuentes principales y propone posibles soluciones.

El autor del informe, Michiel Roscam Abbing, dijo al respecto: “Se está prestando mucha más atención a la contaminación plástica en los océanos que en los ríos y lagos, pero la evidencia no lo justifica. Las expectativas son que nuestro uso de plástico y en particular la gran fragmentación de grandes piezas de plástico aumentará enormemente la cantidad de microplásticos en el agua. Cuanto más pequeñas sean las piezas, mayor será la probabilidad de que entren en la cadena alimentaria y penetren en los ecosistemas. Y una vez que se meten en el agua ya no se pueden eliminar o remover”.