Facebook cuenta con 61 millones de usuarios en el país, de los cuales, 37 millones revisan esta red social diariamente desde sus teléfonos móviles. Daniela es parte de esta cifra,  trabaja todo el día y le queda poco tiempo para poder ver a sus amigos. Como miembro activo de Facebook, revisa el celular más de 30 veces al día.

Cuando Daniela navega en su perfil para ponerse al día, ve constantemente los anuncios de páginas que otorgan créditos con facilidad. Daniela tiene planes de comprar un automóvil, necesita más dinero y siente curiosidad por la oferta de este tipo de anuncios.

Para obtener más información, envió un mensaje privado a una de estas páginas. Un presunto consultor financiero la contactó inmediatamente, le solicitó fotografías de diversos documentos y una garantía del 10% sobre el monto a otorgar; ella accedió, le ofrecían el crédito en poco tiempo y algunas ventajas, consideró que era una buena oportunidad y no investigó nada sobre la empresa.

Al pasar el tiempo jamás recibió el dinero del crédito que solicitó, la página de Facebook que visitó ya no estaba activa y ningún dato que tenía era real. En su desesperación por recuperar el dinero que depositó como garantía, Daniela alertó a las autoridades sobre el fraude del que había sido víctima; actualmente su caso sigue en investigación.

Es mucho más seguro acudir con instituciones debidamente autorizadas, aunque una entidad financiera te ofrezca un crédito por Internet, debe cumplir con todas las normas que establece la Ley. Recuerda que al solicitar un financiamiento, debes cerciórate de la identidad y registro de la institución en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES), de la CONDUSEF en www.gob.mx/condusef.

 

Contacto en redes.

Twitter: @silviafdzm

Facebook: Silvia Fernández Martínez